El duelo más sentimental terminó con otra bofetada de pragmatismo. Al Celta le remontaron por tercera vez esta temporada y para aumentar la dosis de crueldad la firma del gol de la derrota en el Sánchez Pizjuán la puso Nolito, uno de los ex. Todo lo demás fue muy parecido a la derrota con el Atlético de Madrid. Un buen Celta que se adelantó en el marcador con un cabezazo de Maxi Gómez, que luego hizo póker de errores, un gol mal anulado a Pione Sisto en una pilla jugada de estrategia, y un carrusel de oportunidades falladas que impidieron al menos salvar un punto. Ni con Unzué quemando sus naves haciendo coincidir de nuevo a todos los delanteros en el campo. Uno de los ataques más prolíficos de la Liga falló más que nunca en la definición.

El Celta volvió a dar la talla contra un grande, pero el rédito de nuevo fue cero. Con el giro definitivo al 4-4-2 los vigueses desnudaron por completo la defensa de Berizzo, que comenzó asustando con su presión alta pero que enseguida mostró las costuras descosidas. En el día de los reencuentros, el Toto recibió el primer golpe con una medicina que no acertó a administrar en Vigo, la estrategia. En otra asistencia de Pione Sisto y un remate de cabeza de Maxi a 16 metros de David Soria, que no pudo interceptar el balón. Ese remate fue más difícil que el que falló el charrúa a continuación tras un centro de Wass desde la derecha y remate a placer. Y por encima, Del Cerro Grande anuló un gol de Pione Sisto por unas supuestas manos que nadie vio. En una jugada de pizarra con engaño incluido que ni el Toto conocía. Pione amagó con sacar una falta lateral, Wass se demoró al tocar el balón para el Tucu, y el chileno de adopción metió un centro al espacio que el futbolista nacido en Sudán del Sur convirtió en gol tras un control con el pecho, que no con la mano como interpretó Del Cerro Grande.

 

Con esos dos indultos, Berizzo recordó que a su exequipo se le hace daño a balón parado y por esa vía llegó el cabezazo de Muriel para empatar ya en la recta final del primer tiempo después de que el Mudo Vázquez hubiese fallado al menos en tres ocasiones. El duelo del reencuentro tuvo su punto más álgido en el arranque del segundo tiempo, cuando un centro desde la banda derecha de Sarabia ganándole la partida a Jonny acabó con un cabezazo de Nolito que significó el segundo tanto hispalense.

El golpeo del gaditano fue el tiro de gracia al partido. Porque el Celta coleccionó ocasiones para recuperar un punto, pero Maxi Gómez erró en las dos más claras, igual que el Tucu Hernández. El uruguayo no acertó a golpear el balón en las dos que tuvo y en ambos casos el esférico salió mordido y sin dirección. Algo parecido le aconteció al chileno, que remató rompiendo el fuera del juego del peor modo. Iago Aspas. muy activo hasta que se desquició con la actuación arbitral por unas manos de Leglet de las que no quiso saber nada. En su vuelta al Pizjuán el de Moaña estuvo metido y participativo en la nueva ubicación de ese 4-4-2, pero apenas tuvo ocasiones reales para meter miedo.

En la recta final del partido Unzué, como hiciera ante el Atlético, volvió a acordarse de la receta del fútbol total de Berizzo e hizo coincidir de nuevo a sus tres arietes sobre el campo, pero no cambió el dibujo y tanto riesgo solo significó un remate de Guidetti. Insuficiente ante un rival que se defendió con orden y tiró de fondo de armario para evitar la sorpresa.

Ficha técnica: 

Sevilla: David Soria; Corchia (Kjaer, m.74), Geis, Lenglet, Escudero; Nzonzi, Pizarro; Sarabia, Franco Vázquez (Éver Banega, m.65), Nolito (Krohn-Dehli, m.83); y Muriel.

Celta: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Cabral (Brais, m.78), Sergi Gómez, Jonny; Pablo Hernández, Wass, Lobotka (Radoja, m.69); Aspas, Pione Sisto (Guidetti, m.78) y Maxi Gómez.

Goles: 0-1, M.12: Maxi Gómez. 1-1, M.36: Muriel. 2-1, M.48: Nolito.

Árbitro: Carlos del Cerro Grande (Comité Madrileño). Expulsó al segundo entrenador del Celta, Robert Moreno, por protestar en el minuto 36. Además, amonestó a los locales Corchia (m.18) y Pizarro (m.86) y a los visitantes Aspas (m.62) y Jonny (m.89).

 Partido de la duodécima jornada de LaLiga Santander disputado en el estadio Ramón Sánchez Pizjuán ante unos 35.000 espectadores.

Unzué: «El Celta fue superior»

EFE

El técnico celeste puntualizó que «el fútbol consiste en crear ocasiones, pero luego hay que meterlas»

El entrenador del Celta, Juan Carlos Unzué, resaltó tras el 2-1 que encajó este sábado en el campo del Sevilla que su equipo elaboró muchas y claras oportunidades para marcar, aunque puntualizó que «el fútbol consiste en crear ocasiones, pero luego hay que meterlas».

«Esa es la única razón por la que puedo estar enfadado. Hemos sido un equipo con bastantes ocasiones y me cuesta recordar otro partido con tres o cuatro como éstas de hoy y que no la hayamos metido», señaló el técnico navarro en la sala de prensa del estadio Ramón Sánchez Pizjuán. Unzué relató que el «partido fue de alternativas, con bastante agresividad física, de tensión, de ir hacia adelante, de intentar ganar por ambas partes».

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Nolito ejecuta a un Celta sin acierto