La oferta por una única campaña dificulta la renovación de Sergio

El jugador ya tiene la proposición del Celta, insuficiente para las aspiraciones del portero más utilizado en los últimos años y que en 48 días será libre

.

vigo / la voz

La continuidad de Sergio Álvarez en el Celta más allá del próximo 30 de junio del 2018, día que acaba contrato, está más en el alero que nunca. Después de los primeros contactos, el club le ofrece únicamente un año al portero de Catoira, una proposición que parece insuficiente y que podría llevar al guardameta a replantearse su futuro. Sergio nunca escondió su deseo de poner fin a sus días como portero en el equipo de toda su vida, pero con 31 años todavía tiene tiempo mucho fútbol por delante. La ampliación de contrato tampoco llevaría emparejado una mejora salarial.

 

La negociación para la continuidad de O Gato en el Celta no ha comenzado de la mejor manera. Después de un primer contacto, el club le hizo saber al agente del jugador que la oferta era por una temporada sin ninguna cláusula opcional, un período de tiempo que tanto el futbolista como su entorno consideran insuficiente y que en absoluto premia la fidelidad y dedicación que el catoirense le ha prestado al conjunto vigués desde su llegada desde el Arousa en juveniles.

La oferta no va en consonancia con los guiños realizados desde el club en los últimos meses. Carlos Mouriño, el presidente, comparó en el verano a Sergio con Borja Oubiña y no escondió que le gustaría verlo de celeste en el futuro, incluso en otras labores fuera del campo, aunque dejaba la pelota en el alero en el cuerpo técnico. Meses después Felipe Miñambres, el director deportivo, también habló de la predisposición del Celta a seguir contando con el jugador.

Sin embargo, la oferta por un único año complica el panorama. A Sergio, que siempre ha rendido a un buen nivel y que ha sido el portero más utilizado por el Celta en las tres últimas temporadas, todavía le quedan años de fútbol y en absoluto una temporada más significaría un último contrato.

Sergio Álvarez es el caso más apremiante en la carpeta de renovaciones del Celta, ya que el futbolista será agente libre el próximo 1 de enero (dentro de 48 días). Por tal motivo, y aunque las dos partes se han dado un período de reflexión y ni mucho menos las negociaciones están rotas, encontrar un punto de encuentro o zanjar el tema se convierte en una cuestión que no debe demorarse en el tiempo.

El meta de Catoira llegó al Celta con 17 años ingresando en el conjunto juvenil para a renglón seguido enrolarse en el Celta B. Desde entonces han pasado 14 temporadas y Álvarez Conde solo ha estado fuera el año de cesión en el Racing de Ferrol. Durante este tiempo ha demostrado ser un hombre de club por encima de todo, aguardando pacientemente su oportunidad para alcanzar la titularidad y prestándose a ser la imagen del Celta en cuanto acto ha sido requerido. Además, Sergio tiene mucho peso en el vestuario, como lo demuestra su papel de tercer capitán y para la cantera es un icono, aspectos todos estos que deberían pesar en la balanza de la negociación.

Y aunque seguir en Vigo sea su prioridad, Sergio ya ha sido relacionado a estas alturas con equipos como el Getafe, que buscan jugadores libres y que tiene muchas opciones de quedarse sin Guaita el próximo curso. El verano pasado también se conoció el interés de varios conjuntos de la Premier después de su gran actuación en la Europa League, especialmente en la eliminatoria de semifinales con el Manchester United.

Votación
6 votos
Comentarios

La oferta por una única campaña dificulta la renovación de Sergio