A menos posesión, más victorias

En tres de sus cuatro triunfos en Liga el Celta tuvo menos el balón que sus rivales


vigo / la voz

El fútbol del Celta se entiende desde la posesión y el control de la pelota. Tanto es así, que promedia un 65,1 % de dominio de balón en Liga, es el cuarto equipo español con mayor manejo tras Barcelona, Real Madrid y Real Sociedad, y ocupa el décimo quinto puesto en los grandes torneos europeos. Sin embargo, los marcadores dicen que es justo cuando menos balón tiene cuando mejores resultados obtiene. En tres de los cuatro triunfos cosechados en Liga por los de Juan Carlos Unzué los celestes manejaron menos posesión que su rival, una situación que hasta la fecha ha sido la excepción y no la regla.

Las victorias sobre el Eibar (0-4), el Las Palmas (2-5) y el Athletic (3-1) son los triunfos más abultados del Celta y en los tres los hombres de Unzué entregaron -voluntaria o involuntariamente- el balón al equipo contrario. Frente al Eibar de Mendilibar los vigueses registraron una posesión del 49,9 % que hasta entonces era el registro más bajo de los cosechados en liga, ya que en las cinco primeras jornadas de competición habían salido dominadores en el apartado del control de la pelota. En Ipurúa los celestes cambiaron el mando del balón por el fútbol directo y la estrategia y la apuesta funcionó como un reloj.

El partido en casa del Las Palmas marca el mínimo del cuadro celeste en el apartado de posesión en lo que va de campeonato, ya que acabó con un exiguo 40,7 % de control que está muy lejos de lo que define a los de Unzué. Los vigueses prescindieron del balón contra los de Ayestarán, a los que endosaron un 2-5 empañado en el tramo final por los goles visitantes y la expulsión de Rubén Blanco.

El duelo frente al Athletic del pasado domingo ratificó la teoría de que incluso un equipo tan pensado para tener el balón como el Celta puede encontrar el camino del gol sin tener el esférico todo el rato en los pies. Los leones se adjudicaron el control del balón en un 50, 7 %, mientras los vigueses destacaron por los goles ante un rival que por tradición les es especialmente incómodo.

La única victoria que los de Unzué han cuajado con la posesión a su favor fue la del Alavés. En ese encuentro Balaídos vio cómo su equipo asumía en un 66, 7 % la pelota para acabar llevándose la victoria por la mínima. Ese choque marca el segundo mayor pico de control de balón de los célticos hasta la fecha, ya que el récord se reserva para la contienda frente al Atlético de Madrid en la que el gol de Gameiro dio al traste con el trabajo local.

Desde la llegada de Unzué la querencia por el balón se ha disparado con los vigueses dibujando posesiones muy largas, sacando la pelota desde atrás, conectando con el portero y enredándose una y otra vez en un dominio muchas veces estéril. Los números dicen que a veces, también en el control del balón, menos es más.

Los daneses Pione Sisto y Daniel Wass han generado 17 jugadas de gol en liga

La conexión danesa funciona vestida de celeste. Pione Sisto y Daniel Wass son dos de los futbolistas más utilizados por Juan Carlos Unzué, y la explicación está en su rendimiento. Entre el extremo nacido en Sudán del Sur y el centrocampista han generado hasta 17 jugadas de gol, si se tienen en cuenta penúltimos pases y asistencias. Unos registros que les sitúan en el podio de la liga. Hasta la fecha los célticos han marcado 22 tantos en el campeonato liguero.

Daniel Wass, con su trabajo a destajo en el centro del campo, sus visitas a la banda derecha y su aportación en las jugadas de estrategia ha sumado a la cuenta celeste nueve acciones de gol entre asistencias y penúltimos pases, según los datos recogidos por la cuenta @FutbolAvanzado. Justo una ocasión menos firma su compañero de fatigas Pione Sisto, que en su segundo año como celeste está consiguiendo exprimir su rendimiento. De esas ocho jugadas de gol que el extremo ha aportado al Celta, siete de ellas son asistencias, un registro que sitúa al internacional con Dinamarca, que estos días se encuentra convocado con su selección para la repesca del Mundial, como el jugador más destacado del campeonato en esa faceta.

Únicamente Andrés Guardado y Lionel Messi siguen el ritmo de los célticos. Ambos llevan ocho jugadas de gol en su historial tras la disputa de las once primeras jornadas de Liga.

En el top cinco de asistentes de la liga se encuentran precisamente los dos futbolistas daneses del Celta, ya que a los siete balones puestos por Pione se le suman cuatro obra de Daniel Wass, un jugador que se ha convertido en imprescindible por lo que aporta en defensa, y también en ataque.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

A menos posesión, más victorias