Cuenta atrás para que se vacíe la enfermería celeste

Las pruebas confirman que Roncaglia estará recuperado la próxima semana


vigo / la voz

En el plazo de una semana, la enfermería del Celta podría estar vacía si no surgen nuevos contratiempos. Es lo que se desprende de las últimas pruebas médicas realizadas a Facundo Roncaglia cuyo resultado se dio a conocer ayer. El defensor está en disposición de cumplir con los plazos que se establecieron cuando sufrió la rotura fibrilar de grado II en el femoral derecho, por lo que en principio debería estar listo dentro de siete días.

Roncaglia sufrió el problema físico del que se está recuperando en el amistoso frente al Pachuca del pasado 5 de octubre. En ese momento estaba llamado a ocupar la baja de Hugo Mallo -también aquejado de una rotura fibrilar- en el lateral para el partido frente al Las Palmas, posición que finalmente tuvo que ocupar Daniel Wass. La mala fortuna se cebaba con el argentino, que había tenido otra lesión muscular a principios de septiembre y, una vez recuperado, había sido relegado al banquillo en los siguientes compromisos.

En el momento de lesionarse, el tiempo estimado de baja fue de cinco semanas, un plazo que ayer se confirmó de acuerdo con los resultados de las pruebas de las que Roncaglia estaba pendiente. Esto significa que el defensor no llegará a tiempo para el partido del domingo frente al Athletic Club, pero sí para la visita al Pizjuán del día 18, con lo que se podrá aprovechar del parón para ultimar su puesta a punto. 

Mor entrena con el grupo

El otro nombre que todavía figuraba ayer en el parte médico es el de Emre Mor, que también evoluciona de manera positiva de su lesión de tobillo y ayer entrenó con el grupo. Tampoco es la primera lesión este curso del turcodanés, que de hecho confesó en su presentación que había estado parado días antes y que por eso no llegaba al 100 %. Más tarde, coincidiendo con su primera titularidad y su primer gol frente al Las Palmas, sufría un esguince en el tobillo derecho que provocó que se le llegara a dar por descartado frente al Atlético. Finalmente, llegó a tiempo y disputó los últimos 20 minutos. No ocurrió lo mismo la semana pasada, cuando recayó de sus molestias de tobillo y no pudo entrar en la lista para la visita al Málaga.

Con Roncaglia y Emre Mor como únicos jugadores que han estado en el parte médico dos veces, el goteo de problemas físicos ha ido salpicando a los celestes desde el inicio de la temporada. En el último amistoso de pretemporada se rompió la clavícula Guidetti, que se perdió cinco partidos antes de reaparecer.

También Radoja superó una latosa lesión de rodilla que le mantuvo apartado cinco jornadas, mientras que el Tucu Hernández no pudo comparecer ante el Girona por una rotura fibrilar. Hugo, Rubén con molestias en la cadera y Jozabed con lumbalgia completan el historial de lesiones del curso.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Cuenta atrás para que se vacíe la enfermería celeste