A 80 días de ser libre, el Celta sigue sin ofrecer la renovación a Sergio

Ninguna de las declaraciones de intenciones del club ha tenido plasmación


vigo / la voz

¿Está el Celta realmente interesado en renovar a Sergio Álvarez? Los hechos invitan a pensar que no. El portero de Catoira es el único integrante de la plantilla del primer equipo que acaba contrato el próximo 30 de junio y a 80 días de que sea agente libre, y de que por lo tanto pueda negociar con cualquier club su futuro, nadie de Praza de España le ha ofrecido la renovación. El asunto sigue parado mientras otros contratos que finalizan un año después (caso de Daniel Wass y Nemanja Radoja) parecen revestir más urgencia para la cúpula celeste. Este silencio prolongado invita a pensar que el Celta podría estar manejando otras opciones para el guardameta: contar con Iván Villar para competir por la titularidad con Rubén Blanco, o incluso buscar otro portero más allá de los intramuros de A Madroa.

 

Las palabras no se corresponden con los hechos en el caso de Sergio Álvarez. Carlos Mouriño, el presidente céltico, lo comparó con Borja Oubiña -hoy en la secretaría técnica después de casi toda una vida de celeste- y comentó que le gustaría ver al canterano por muchos años en el Celta, aunque dejó en el tejado del cuerpo técnico la decisión final. Felipe Miñambres, el responsable de la parcela deportiva, se puso dos plazos para hablar con O Gato. El primero, ya agotado, tenía como premisa hacerlo durante la pretemporada. El segundo cada vez está menos vigente, porque el director deportivo habló de «sentarse pronto». Era el 11 de septiembre. Un mes después no se ha producido ninguna oferta formal para dilatar la trayectoria del arousano en la entidad celeste.

Sergio Álvarez no se impacienta, pero el tiempo juega en contra. El 1 de enero será libre para negociar su futuro y los 80 días que median entre el día de hoy y el 31 de diciembre se antojan fundamentales si el Celta quiere contar con él en el próximo proyecto.

La situación llama la atención porque la figura de Álvarez Conde va más allá del ámbito deportivo. Si en las últimas tres temporadas ha sido el portero más habitual y este curso también comenzó como titular, al dato de rendimiento hay que añadirle el papel que el catoirense juega para la afición y el carácter de hombre de club que siempre ha desarrollado. Sergio siempre ha dado la cara en todas las circunstancias, ha participado más que nadie en actos sociales e incluso fue capaz de hacer un viaje relámpago a Perú, a petición del club, para inaugurar una escuela. Lo hizo apenas dos días antes de comenzar la pretemporada a las órdenes de Unzué y sacando tiempo de sus últimas horas de vacaciones. Un gesto que resume su implicación absoluta con el Celta.

Trece temporadas

Sergio acumula 13 temporadas ligado a los dos primeros equipos del conjunto céltico, con el único intervalo de su año de cesión en Ferrol (curso 08/09). En el 2004 debutó con el filial, con quien acumula más de 10.000 minutos de juego, y en el primer equipo lo hizo en el 2011 en la última jornada de Liga en un partido en Balaídos ante el Cartagena. Era el 4 de junio. Desde entonces ha pasado seis años en el primer equipo. Que la historia continúe depende de los despachos de Praza de España.

Votación
4 votos
Comentarios

A 80 días de ser libre, el Celta sigue sin ofrecer la renovación a Sergio