El Celta mantiene su tope salarial

El conjunto céltico dispondrá de 40,9 millones de euros para gastarse en salarios, 1,6 millones más de lo que podía manejar la temporada pasada


vigo / la voz

El Celta dispondrá de 40,9 millones de euros para gastarse en salarios en la temporada 2017/18. Eso supone un incremento contenido respecto al curso anterior, cuando el límite que le había impuesto la Liga de Fútbol Profesional se había situado en los 39,3 millones. Una cantidad que, en todo caso, acabó situándose incluso por encima de los alrededor de 37 que aproximadamente gastó el club. El concepto de tope salarial incluye el gasto en el primer equipo, referido a jugadores, primer entrenador, segundo entrenador y preparador físico -en este caso, salarios fijos y variables, seguridad social, primas colectivas, gastos de adquisición (incluidas comisiones para agentes) y amortizaciones-, y el gasto en filiales, cantera, y otras secciones.

El conjunto vigués repite en la clase media de la liga en lo que a ese límite respecta. Es el duodécimo equipo de los veinte de Primera, calcando el puesto que había tenido la campaña anterior. En la temporada 16/17 los celestes tenían el duodécimo margen salarial y acabaron décimo terceros en liga, una competición que acabó siendo la sacrificada ya que Eduardo Berizzo priorizó la Europa League.

Comparativamente, los 1,6 millones de incremento en el tope para salarios que experimenta el Celta le coloca como uno de los clubes que menos ve alterado su margen de maniobra, una situación muy distinta a la que había vivido en las temporadas previas. En el curso 14/15 dispuso de 18,7 millones, un año después contó con 22,6 y para el ejercicio 16/17 se disparó hasta los 39,3, un salto brusco que este año experimentan otros clubes. Desde hace tiempo el presidente celeste, Carlos Mouriño, insiste en que el club necesitaba buscar fuentes de ingresos ya que sus rivales van mejorando su estabilidad financiera, algo que a tenor de la evolución en los límites para esta temporada, ya se percibe.

El ejemplo más drástico es el Deportivo, que tras pagar a Hacienda con el crédito de Abanca, dispara su tope salarial en un 64 %. Experimenta un repunte de más de 16 millones, hasta los 40,7. El club herculino tendrá apenas doscientos mil euros menos que los vigueses para invertir en plantilla. El Betis pasa de los 44, 6 a los 66 millones, o el Espanyol, que sube de 47,8 a 60,9 millones.

Las grandes cifras

El tope salarial del ejercicio 17/18 deja cifras mastodónticas como las del Barcelona o el Real Madrid. Juan Carlos Unzué y su cuerpo técnico habían operado el curso pasado, de la mano de Luis Enrique, con un límite salarial en el Barcelona de 390 millones de euros, un margen casi diez veces superior al que se han encontrado en su nuevo club. Es precisamente la entidad blaugrana la que lidera el nuevo ránking liguero, ya que este curso podrá administrar en sueldos 507 millones, 117 más que el curso anterior y siete más que el Real Madrid. El Atlético, tercero en discordia, ve incrementado hasta los 238 millones una cifra que rondaba el curso anterior los 182.

El que experimentará una situación inversa a la de Unzué es Berizzo. El exentrenador del Celta ejerce ahora en un Sevilla que puede destinar a salarios hasta 159 millones, un incremento de 36 respecto al curso anterior. En el lado opuesto está un Valencia que ve reducido su margen para salarios en más de 15 millones de euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Celta mantiene su tope salarial