Unzué piensa en las rotaciones

Tucu o Hjulsager podrían tener protagonismo en la intensa semana celeste


VIGO / LA VOZ

Mañana, al filo de las nueve de la noche, el Celta iniciará una semana frenética en la que jugará tres partidos a la carrera. Un escenario exigente al que Juan Carlos Unzué se enfrenta contemplando la posibilidad de rotar a sus futbolistas. No de forma mecánica, sino apostando por las piezas que mejor se adapten a cada rival. Para jugadores importantes como Pablo Hernández, que apenas ha tenido minutos, John Guidetti, que está más cerca de recibir el alta médica, o Andrew Hjulsager, cuya aportación hasta la fecha ha sido testimonial, la semana entrante puede resultarles reparadora.

«Es difícil [disputar los tres encuentros], incluso para los jugadores que acaben sin molestias y golpes, que puedan estar recuperados al 100 %. Seguro que alguno va a tener que jugar los tres partidos, y lo hará, pero la idea es que haremos algunos cambios en el transcurso de los tres partidos», desgranaba ayer Juan Carlos Unzué. Para el entrenador lo determinante es que su equipo se enfrenta a ciclos muy cortos, de tres días -y el segundo ni siquiera llega a las 72 horas- que obligarán a una programación de trabajo centrada en la recuperación y en la preparación de la siguiente contienda. No hay margen para más. De ahí que futbolistas que hasta la fecha no han tenido mucha participación, puedan aspirar a más protagonismo.

 

El Tucu Hernández está llamado a ser uno de los hombres importantes del Celta, pero Unzué ha preferido administrarle los minutos en este arranque de Liga. El internacional con Chile se incorporó al grupo en la concentración en Inglaterra, por lo que tuvo una preparación más reducida que sus compañeros. Sus 57 minutos en tres partidos pueden multiplicarse con el Tourmalet de la semana entrante. Andrew Hjulsger es uno de los grandes damnificados del mercado de verano. Cuatro minutos frente a la Real Sociedad es todo su bagaje, y el fichaje de Mor puede complicarle todavía más su objetivo de hacerse un hueco en el equipo. La acumulación de partidos es una vía para el que extremo coja ritmo de competición, además de una oportunidad para reivindicarse.

La lesión que impidió a Guidetti comenzar la liga con el grupo está tocando a su fin y no se descarta que pueda recibir el alta en los próximos días, por lo que podría tener sus primeros minutos ante el Getafe o el Éibar. Regresar cuanto antes y bien es importante para el sueco, que tiene en los goles de Maxi Gómez una competencia muy ardua.

En cuanto a la política de rotaciones de los centrales, Unzué insiste en que se trata de una cuestión de rendimiento y de adaptación al rival, y que su intención es mantenerla. Sergi Gómez (96) y Roncaglia (75) son los que menos minutos acumulan. El otro frente que queda por desvelar es si aprovechando la acumulación de encuentros Unzué variará la portería. En ese sentido sigue la misma política que con los defensas, aunque sostiene que hasta la fecha «no lo tengo decidido todavía».

«Mor es un chico ilusionado pero joven, con cierta impaciencia»

Dentro del capítulo de célticos que apenas tienen minutos en su casillero está un Emre Mor que fue el último en llegar, pero que ya sabe lo que es pisar Balaídos en partido oficial. El danés debutó frente al Alavés, pero la intención de Juan Carlos Unzué es que su participación con el grupo sea paulatina. El navarro no quiere prisas. «Emre Mor tiene trabajo por hacer, normal. Primero todavía tiene que mejorar su estado físico, aunque no puedo negar, y me alegra, que en estos días le veo una evolución. Es un chico ilusionado pero joven, con cierta impaciencia. Entonces, lo que debemos tratar es de calmarle en el sentido de decir: ‘Esto es muy largo, has llegado en circunstancias especiales y los tiempos se van a ir dando’».

El primer paso a seguir es que el futbolista se empape de la filosofía que promulga el cuerpo técnico, pero sin aturullarse. «Le enseñamos cómo atacamos, cómo defendemos, para que, además de lo que va viendo en los entrenamientos y entendiendo y ejecutando, que lo vaya comprendiendo como se lo hice ver al resto de la plantilla» durante la pretemporada, explica el técnico celeste.

Con Emre Mor, de hecho, hay también el elemento idiomático, y Unzué no quiere atosigar a los futbolistas «con demasiada información». En todo caso, el internacional turco seguro que saca minutos en los tres próximos compromisos. Ha llegado para ser clave.

«Tampoco estamos para tirar cohetes, estamos muy necesitados»

El Celta viajará a Barcelona en la mañana del lunes, pero en la lista de convocados no estará Nemanja Radoja. «No ha hecho el entrenamiento con el grupo, ya viene arrastrando molestias en la rodilla desde la semana pasada. Ha probado un par de entrenamientos y las sensaciones no son buenas, él va a decidir, pero dadas las fechas, en principio no podremos contar con él para el lunes», admitía ayer Unzué, que cambia el discurso, sin llegar a ser concluyente, cuando se trata de Guidetti. «Sigue el proceso, y bastante rápido, con buenas sensaciones la mayoría de los días, pero una cosa es entrenar, sabiendo los compañeros que tienes un problema y que te van a resguardar, y otra es en partido. Está por decidir». Brais no entró ayer en la convocatoria del filial, por lo que podría ir a Barcelona.

Un rival exigente

Unzué no tiene claro el Espanyol que les espera mañana. Por historial, podría encontrarse un rival muy ordenado y que ataca con transiciones rápidas, pero también entiende que tiene calidad para un fútbol más combinativo. Lo que tiene claro es que el Celta se presentará en Barcelona yendo a por la victoria. «Ellos juegan en casa y seguro que hay un plus de tensión mayor [solo han sumado un punto], pero nosotros tampoco estamos para tirar cohetes, estamos muy necesitados y nuestra intención va a ser ganar el partido, sabiendo que no va a ser fácil», sostiene el entrenador del Celta, que considera, además, que los de Sánchez Flores han hecho merecimientos para tener un botín más abultado.

La posibilidad de encadenar dos victorias sería importante para el equipo de Unzué por puntuación y por sensaciones. «Siempre hablo de los estados de ánimo, cuando llegas al partido trabajas ya con otra alegría».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Unzué piensa en las rotaciones