¿Un plantel de 21 jugadores?

El Celta afronta el final del mercado con tres porteros, siete defensas, cinco mediocampistas y muchos atacantes


vigo / la voz

El Celta ha llegado a la recta final del mercado de fichajes con una plantilla de 21 futbolistas que podría registrar alguna salida que a su vez condicionaría fichajes de última hora. Y es que aunque la firma de Emre Mor viene a satisfacer la demanda del atacante que Unzué reclamaba, hasta que se agote el tiempo hay margen para sorpresas. Sobre todo si la plantilla presenta cierta descompensación y alguno de sus futbolistas sigue en el punto de mira de otros clubes, como sucede en el Celta

el equipo

Una plantilla particular 

A día de hoy, Juan Carlos Unzué dispone de 21 jugadores en el primer equipo de los que tres, Sergio Álvarez, Rubén Blanco e Iván Villar, son porteros. El técnico cuenta así con 18 futbolistas de campo que se distribuyen de una manera un tanto particular. Hay siete defensas de los que solo dos -Hugo Mallo y Jonny- son laterales natos, y el resto de los zagueros, Cabral, Fontás, Roncaglia, Sergi Gómez y un David Costas que está en la rampa de salida, se desempeñan como centrales. En el centro del campo, a pesar de que Unzué es partidario de jugar con tres hombres, tan solo dispone de cinco cartas que barajar -aunque de muchos quilates-: Radoja, Wass, Lobotka, Hernández y Jozabed. Es en los últimos metros, donde no hay muchos puestos a repartir, donde se acumulan las figuras celestes. Mor y Hjulsager parece que pelearán por el costado diestro, Sisto se presentará por la izquierda y Aspas, Guidetti y Maxi Gómez serán los arietes. El overbooking de delanteros podría obligar a Unzué a dar un giro a su esquema para intentar acomodar las piezas. 

el lateral

Sin reemplazos

Hugo Mallo y Jonny no disponen a día de hoy de un jugador que pueda reemplazarles de forma natural en los laterales. Roncaglia se ha desempeñado con éxito en la banda derecha, pero la zona zurda es otro cantar, ya que el canterano Pampín todavía no está para la exigencia de Primera. La llegada de un defensa para esa posición no sería una decisión alocada, sino más bien lo contrario. En todo caso, también hay que ver cómo evoluciona el mercado ya que Jonny sigue en el punto de mira de más de un club. 

las salidas

Costas, en el disparadero 

David Costas quiere jugar y es consciente de que en el Celta va a ser muy difícil que tenga minutos. Por delante tiene a otros cuatro centrales y la intención del de Chapela es buscar minutos lejos de Vigo. Pretendientes no le faltan aunque todavía no se ha oficializado ninguna operación. El que también vería con buenos ojos un cambio de aires durante una temporada es Rubén Blanco. El portero sería partidario de marcharse un año cedido, y de hecho el Villarreal preguntó por él para sustituir a sus metas lesionados, pero el Celta no quiere dejarle ir. 

la cantera

Los refuerzos de casa 

Brais, que ya fue convocado frente al Betis, y Pampín, que sigue adaptándose al puesto de lateral a marchas forzadas, son los principales candidatos a reforzar el primer equipo cuando sea necesario. El lateral del filial Kevin, que el pasado curso cuajó un año notable, no está teniendo oportunidades a la hora de abrir la puerta del primer equipo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

¿Un plantel de 21 jugadores?