30 años del día en que Madonna se enfundó la celeste

La cantante ofrecía un concierto en Vigo que dejó una imagen para la historia


Vigo

1990: Hace hoy 30 años, Madonna llegaba a Vigo dentro de su gira The Blond Ambition Tour. Pero su puesta en escena en el estadio de Balaídos tuvo algunas particularidades con respecto al resto de conciertos que venía ofreciendo durante ese verano. La principal fue que dejó una imagen para la historia celtista: se enfundó la camiseta del equipo vigués, aparte de cubrirse con la bandera rojiblanca de Vigo. 

Era el equipo de Jorge Otero, Atilano, Maté, Maric o Vicente y el número que la Ambición Rubia llevó a su espalda fue el cinco. La presencia en sí misma de Madonna en la ciudad era en sí misma un auténtico acontecimiento. Aparte de que abrió el camino para que otros muchos artistas internacionales hicieran hueco a la ciudad en sus giras. Pero además aquel concierto, que se celebró en el estadio de Balaídos, marcó un hito para el club celeste y sus aficionados.

«Hubo varios momentos en los que el público vibró con el espectáculo. Cuando Madonna se enfundó la camiseta del Celta la reacción fue espectacular, empezaron a ondear banderas de Vigo entre aplausos y gritos», relata la crónica de La Voz de aquel recital.

El entonces entrenador del Celta, Maguregui, acudió a aquel concierto, así como varios miembros de la plantilla. Al día siguiente, La Voz daba cuenta de que el evento había sido objeto de bromas en el equipo, especialmente por el hecho de que la cantante hubiera lucido el número 5 que empleaba en aquella época Espinosa. Mosquera había llegado a comentar que su compañero tendría que «andarse con cuidado» ya que le había «salido una competidora por el puesto».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

30 años del día en que Madonna se enfundó la celeste