Bajo mínimos en los laterales

Hugo Mallo y Jonny son los únicos jugadores específicos en la plantilla para estos puestos

.

vigo / la voz

La defensa se presentaba en principio para el Celta como una línea donde no había necesidad de refuerzos. Miñambres comentaba en su última comparecencia que, más allá de los laterales puros, había otros jugadores polivalentes más la confianza en la cantera. No se contaba entonces con la marcha de Samu, comunicada por el jugador de manera inesperada el pasado domingo y que deja a la plantilla sin el que se esperaba que fuera el recambio de Planas.

Los laterales celestes puros en este momento en el plantel son solo dos, los canteranos Hugo Mallo y Jonny. Ambos tienen contrato en vigor, pero el propio director deportivo del Sevilla dejaba entrever involuntariamente esta semana que el equipo que ahora dirige Berizzo aspira a hacerse con sus servicios toda vez que la operación con Amavi, el defensor que llegaron a tener prácticamente cerrado, no llegó a buen puerto. Podría no ser el único club interesado en el internacional sub-21 celeste.

Con respecto al año pasado, el Celta ha perdido a Álvaro Lemos -ahora cedido en el Lens-, un extremo reconvertido a lateral que en su etapa en Vigo con Berizzo acabó actuando en las dos posiciones. Pero lo hizo poco, porque apenas contó, sumando poco más de 700 minutos en nueve partidos. La otra baja en esta demarcación es Planas, que siempre había tenido el rol de suplente y al que se decidió no renovar con la idea de que Samu podía asumir ese papel.

La marcha del vigués, hasta ahora jugador del filial y que sale cedido al Barcelona B, ha trastocado los planes de un Celta que no había contemplado el escenario del precipitado adiós del canterano. En su lugar fue llamado para realizar la pretemporada Diego Pampín, un prometedor juvenil que ya ha sido internacional en las categorías inferiores de la selección española, pero al que le queda mucho recorrido todavía por delante. También tiene el hándicap de que su posición hasta ahora venía siendo la de extremo.

En estas primeras jornadas de pretemporada, y con Jonny todavía disfrutando de sus vacaciones, Unzué ha probado en esa demarcación a Pampín también a Diego Alende. El central del filial comentó este martes que no tiene preferencia por una posición u otra y que está a disposición del técnico para ayudar donde sea preciso. «También me encuentro bien de lateral, no tengo ningún problema», indicó el compostelano. El que sí es lateral puro es el del Celta B Kevin Vázquez, que no fue citado por Unzué para esta semanas de preparación y ensayos.

Polivalencia

En el capítulo de la polivalencia entra Roncaglia, cuya posición habitual es la de central, pero que ya ejerció de lateral en varias ocasiones con garantías la pasada campaña, con Berizzo. El otro central que tiene experiencia como lateral es David Costas, a quien Luis Enrique colocó en el costado derecho en algunos partidos, aunque posteriormente nunca ha encontrado continuidad en esa posición. Unzué fue testigo directo de su rendimiento en esa demarcación.

El déficit de laterales contrasta precisamente con el excedente de centrales, pues aparte del argentino -de cuyo fichaje se cumplió ayer un año- y el canterano de Chapela, completan las alternativas para el centro de la zaga Fontás, Sergi y Cabral. Esos mismos cinco nombres formaban la nómina de centrales del plantel celeste a estas alturas del 2016, pero en el mercado de invierno se produciría la cesión de Costas al Oviedo, tras la que está de vuelta en busca de encontrar por fin su hueco en el primer equipo.

La plantilla comenzó ayer las pruebas médicas de pretemporada en Fátima. A los futbolistas celestes se le realizarán análisis y exámenes físicos supervisados por los doctores Juan José García Cota, jefe de los servicios médicos del Celta, y el cardiólogo Francisco Calvo Iglesias. 

Votación
2 votos
Comentarios

Bajo mínimos en los laterales