El Tucu cerró una temporada de 53 partidos y 3.660 minutos

El centrocampista llevaba casi un año sin descansar, lo mismo que un Chelo Díaz que se despide con 48 partidos y 3.290 minutos

.

Pablo Hernández y Marcelo Díaz están al fin de vacaciones. Tras una temporada muy larga, sobre todo para el argentino de nacimiento, el curso deportivo ha tocado a su fin, aunque no de la mejor manera. Ayer cayeron por la mínima en la final de la Copa Confederaciones frente a Alemania en un duelo en el que el Chelo fue protagonista para mal. Él, que en su selección es un referente absoluto, perdió de forma infantil el balón que acabó decidiendo el campeón.

La final de la Confederaciones fue el último escalón en una temporada muy larga para los dos jugadores, pero especialmente intensa para Pablo Hernández, que apenas ha tenido parones. Desde la última vez que el centrocampista nacido en Tucumán pudo descansar del fútbol han pasado 340 días, 53 partidos y la friolera de 3.660 minutos. Esas son las cifras que arroja la campaña del mediocampista, un hombre fundamental en los planes celestes de Eduardo Berizzo, y que en los últimos tiempos ha ganado terreno en la selección de Pizzi.

Tanto, que el Tucu ha tenido la confianza de su seleccionador en los compromisos importantes de Chile y ayer, en la final contra Alemania, disputó todos los minutos. Por medio quedan otros siete encuentros con La Roja y 45 con la camiseta céltica.

La campaña que ayer finalizó para Hernández, había comenzado el 27 de julio del 2016 cuando se incorporó a la pretemporada del Celta. Once meses en los que el Tucu ha jugado Liga, Copa, Europa League, fase de clasificación para el Mundial de Rusia, amistosos y la Copa Confederaciones.

Y una agenda similar, aunque menos cargada de minutos, es la que ha tenido el otro céltico de la selección chilena, Marcelo Díaz. El centrocampista, pieza clave en su equipo, recordó ayer frente a Alemania al jugador que no conseguía cerrar partidos solventes con el Celta y al que cada error pasaba factura a nivel de confianza.

Pero a pesar de que el último curso no ha sido brillante para Marcelo, sus estadísticas hablan de números importantes. Con el Celta disputó 39 encuentros y 2.610 minutos, y con su selección alcanzó los nueve con 361 en total. Teniendo en cuenta que el jugador estuvo parado en varios momentos del curso debido a lesiones, sus cifras muy importantes. Queda por ver hacia dónde dirigirá ahora los pasos el internacional del Celta, uno de los jugadores que tiene posibilidades de salir de Vigo en este mercado de fichajes.

Votación
0 votos
Comentarios

El Tucu cerró una temporada de 53 partidos y 3.660 minutos