La negociación entre Celta y Barça marcará el futuro de Borja Iglesias

Los vigueses deben decidir si aceptan el traspaso o mantienen la idea de cederle

.

Vigo

El futuro de Borja Iglesias está en manos de Celta y Barcelona. La decisión que tomen los dos clubes será el primer paso para desvelar el futuro del máximo goleador de la Segunda B de la pasada temporada. Por el momento el compostelano es jugador del Celta a todos los efectos, con dos años más de contrato y que está citado para comenzar la pretemporada a las órdenes de Unzué el 10 de julio, salvo que exista un acuerdo previo de cesión o venta. El futbolista, por medio de su perfil en las redes sociales, quiso dejar claro que «a día de hoy sigo siendo jugador del Celta».

A estas alturas del verano Borja Iglesias es la pieza más codiciada del mercado por todos los clubes de la división de plata. Media categoría preguntó por él al Celta, pero es el Barcelona B quien ha tomado la delantera para reforzar el plantel en su vuelta a Segunda. En un primer instante la idea del Celta era cederlo y recuperarlo la próxima temporada, pero los azulgrana se lo quieren llevar en propiedad. Después de un primer contacto ya han subido la oferta por encima del millón de euros (se apunta a 1,5 millones), pero el cuadro vigués sigue siendo reacio a desprenderse de un goleador que apunta alto.

La falta de acuerdo entre los dos clubes deja en un segundo plano a Borja Iglesias, que ha pasado los últimos cuatro años en Vigo con una trayectoria en positivo hasta explotar con los 34 goles del curso pasado. Hasta que Celta y Barcelona se pongan de acuerdo, el delantero nada tiene que decir. Después, de existir el entente, tendrá la última palabra, aunque decirle no al cuadro catalán no parece posible. Lo lógico sería que siguiera los pasos de Goran Maric que un día dejó Vigo para trabajar con Luis Enrique en el Barça B.

La llave de la negociación está en la fórmula. Felipe Miñambres todavía habló el pasado miércoles de cesión, reconociendo que eran muchas las ofertas. «Hay muchas ofertas por él. Todos los equipos le quieren para jugar. Lo quieren para titular y lo que pretendemos es que esa evolución que se produjo la temporada pasada siga y tenga continuidad en esta. Que vaya a un sitio en donde pueda tener minutos, pueda jugar muchos partidos y trate de hacer goles», comentó el director deportivo.

Pero ahora la situación ha cambiado. El Barça movió ficha para llevárselo en propiedad y el Celta debe elegir entre el dinero (sería un ingreso limpio e inesperado) o esperar alguna temporada más para ver si el jugador, de 24 años en la actualidad, puede llegar al primer equipo. Salir, no obstante, tampoco le cerraría las puertas para un hipotético regreso en el futuro. También el Celta podría guardarse alguna opción de recompra en la operación.

La situación podría aclararse la próxima semana si el acuerdo entre Celta y Barcelona sale adelante y el jugador firma como culé. De lo contrario, lo normal sería que comenzara la pretemporada en Vigo a las órdenes de Unzué. A todo el proceso está muy atento el Zaragoza, que fue el primero en reclamarle y que todavía no ha tirado la toalla.

La mayoría de la afición le considera «intransferible» y apuesta por una cesión

La amplia mayoría del celtismo quiere que Borja Iglesias siga vinculado al Celta, de acuerdo con la encuesta planteada en las redes sociales por la web del Celta de La Voz, Grada de Río. Solo un 5 % de los 378 votantes apoyaron la opción del traspaso, frente a un 48 % que ve con buenos ojos una cesión y el otro 47 % considera que no debe salir de Vigo.

«Sería un error tremendo desprenderse de Borja», valora José Duarte, que no entiende el desembolso por Maxi Gómez en contraposición con «regalar a la joya» de la cantera celeste. Del mismo modo, Carlos G. Barreiro apunta a que «se han equivocado en traer a Maxi teniendo al pedazo de goleador que es Borja, que ha demostrado que puede dar gol al equipo».

Mientras algunos comparan su situación y la de Maxi, otros apuntan al nombre de Guidetti. «Sus cuatro goles en 38 partidos nos deben hacer reflexionar. Que se quede Borja», dice Daniel. Y Kiko Lago considera que con el internacional sueco «no haces caja ahora ni nunca», por lo que apuesta por «que se lo regalen a alguien y Borja al primer equipo». Se repiten las ideas de que está preparado y lo merece.

No son pocos los que sostienen que debe irse cedido. «Si es cierto que hay tantos equipos interesados, lo mejor es que se vaya cedido un año al equipo que más aspiraciones ofrezca. El salto de categoría se nota y el banquillo no le haría ningún bien», reflexiona Luis García Álvarez. En el mismo aspecto incide Adolfo Pérez Villar: «Si no se queda hay que cederlo a un Segunda para que el salto a Primera no sea de dos categorías».

Votación
5 votos
Comentarios

La negociación entre Celta y Barça marcará el futuro de Borja Iglesias