Una plantilla que cotiza al alza

Los expertos creen que el escaparate de las tres competiciones ha contribuido a que el plantel del Celta en su conjunto se revalorice, con nombres como Aspas que destacan sobre el resto

.
l. g. c. m. v. f.
vigo / la voz

Que un mismo equipo alcance las semifinales de Copa del Rey y de Europa League en una temporada es garantía de revalorización de su plantilla. Coinciden en ello los representantes de futbolistas consultados por La Voz, que subrayan que la cotización del conjunto de jugadores del Celta ha aumentado en el último año y, además, señalan hacia algunos nombres en concreto como los que han experimentado un incremento mayor.

Para Mario Parri, unos resultados como los conseguidos por el Celta inciden directamente en la tasación de su plantel. «Tiene trascendencia a nivel general, de la plantilla en su conjunto. Luego ya analizando más profundamente nombre por nombre, unos más que otros», admite. Y si se trata de situar a alguien por delante, Iago Aspas encabeza todas las listas, como recalca Rodrigo Fernández Lovelle. «Ha hecho un gran año y seguramente sea el que se ha revalorizado más», indica. Le secunda Javier Picallo, que también destaca el gran año del moañés, si bien no obvia que acabó un poco por debajo del nivel que exhibió durante el resto de la temporada. Recuerdan el matiz de que es un jugador de la casa que no va a salir.

Sin sorpresas

Lobelle parte de la base de que no ha sucedido nada inesperado en lo que al rendimiento de los celestes se refiere. «Aquellos cuyo valor ha crecido son los que todos conocemos, a mí no ha habido nadie que realmente me haya sorprendido porque de los que han estado a un gran nivel se esperaba que lo estuvieran», analiza. Y también recuerda que algunos, entre los que incluye a nombres como Radoja, Wass o Pablo Hernández «ya se habían revalorizado la temporada pasada» y han seguido a su nivel. «Como Hugo Mallo o Jonny, que han mantenido un rendimiento notable pero que ya no era nuevo».

Picallo también añade a la lista nombres como los de Sergio o Pione Sisto, que para él es el más destacado. «Incluso diría que a excepción de él no hubo una revalorización tan grande. Fue el que mejor aprovechó el escaparate», resalta. Del danés Lovelle dice que le queda trabajo por delante, si bien le ve por el buen camino. «Tuvo un proceso de adaptación más rápido de lo que esperaba, pero lo realmente difícil es mantenerse. Era un gran desconocido y llamó la atención, pero ahora a ver cómo evoluciona».

Sin detenerse tanto en nombres concretos, Parri cree que las variaciones al alza eran inevitables porque los logros del Celta han sido «un escaparate que ha hecho que los jugadores hayan estado más expuestos». Considera que todo viene dado por «el papel que hayan tenido y la influencia que hayan protagonizado», que en un número alto de casos ha sido importante y ha propiciado «que hayan estado más a la vista para que otros clubes se fijen en ellos».

El caso de Jozabed

Un caso particular sobre el que pone el foco Lovelle es el de Jozabed, que venía de una mala etapa que consiguió dejar a atrás vestido de celeste. «Venía muerto de Inglaterra y con su fichaje por el Celta creo que ha vuelto a adquirir el valor que tenía anteriormente en el Rayo», opina. En todo caso, la evolución del andaluz no le ha cogido por sorpresa. «Era conocido y había demostrado cosas en sus grandes campañas en el Rayo. Miñambres sabía lo que podía ofrecer y el hecho de que estés cuatro meses sin minutos, como le pasó a él en el Fulham, no implica perder la forma, las condiciones que tienes ni mucho meses lo que sabes de fútbol», expone.

Nombres de la cantera

Una de las cosas que más llaman la atención de estos últimos años en el Celta es la presencia de canteranos en el equipo titular que se han convertido en jugadores de garantías. Aparte de Iago, también Jonny y Hugo están plenamente consolidados, aparte de que Sergio acabó el año en portería a un gran nivel y Rubén, como Jonny, disputará el Europeo sub-21 con la selección. «El club trabaja bien la cantera y ha crecido mucho a todos los niveles. Creo que se ha hecho un gran trabajo», señala Parri.

Lovelle va más allá y apunta ya hacia el futuro. «Así como del primer equipo no me ha sorprendido el rendimiento de nadie, en el filial sí creo que hay jugadores que han crecido por encima de lo que se podía esperar y también se han revalorizado. Me han llamado más la atención los del B que los del primer equipo», confiesa. Sobre los que han recorrido el camino inverso, lo tiene claro: «Los que han perdido valor son los que no han jugado. Es ley de vida en el fútbol. Los que lo han hecho han estado muy bien».

Además, según datos de la web especializada Transfermarkt, el grueso de los futbolistas célticos han ganado valor desde su llegada a Vigo. Wass, Cabral y el Tucu son los que más variación en positivo han experimentado, seguidos de Guidetti y Radoja.

Votación
6 votos
Comentarios

Una plantilla que cotiza al alza