La afición urge los fichajes de un central y un mediocentro defensivo

Las peñas celtistas analizan las necesidades que el Celta debe cubrir en este mercado

.

Vigo

Una de las preguntas formuladas a las peñas del Celta en la encuesta realizada por La Voz con motivo del final de temporada que respondieron un total de 90 colectivos era qué refuerzos consideraban prioritarios de cara al curso 2017/2018. Aunque con respuestas para todos los gustos, hubo dos demarcaciones que destacaron sobre el resto como respuestas más repetidas: mediocentro defensivo y central. La contestación era abierta y cada agrupación podía indicar tantas posiciones a reforzar como quisiera.

Un total de 37 colectivos creen que el equipo vigués precisa incorporar a un mediocentro defensivo -once apuestan por uno defensivo- y 36 ven ineludible la llegada de un central. Para completar la zaga, 24 verían con buenos ojos la llegada de un lateral izquierdo -tienen en cuenta la marcha de Planas, no consumada en ese momento, pero sí esperada-, cuatro también querrían un lateral derecho y nueve apuestan por reforzar la portería.

El ataque también necesita ser apuntalado, según las respuestas de estos celtistas. 28 piden un delantero, aunque algunos matizan que con la llegada de Maxi Gómez -entonces tampoco oficial, pero sí oficiosa- esa parcela quedaría cubierta. Un extremo izquierdo es demandado por 21 de los participantes, mientras que doce reclaman uno que juegue por la derecha -posiblemente previendo la salida de Bongonda que efectivamente se acaba de producir- y doce uno derecho, más los 14 que ven necesario sumar un mediapunta a la plantilla.

Hay varios nombres propios ya conocidos que suenan en este apartado. Los que más lo hacen son Jozabed, pidiendo que se ejerza la opción de compra que el club tiene sobre él, y Nolito, cuyo posible regreso seduce al grueso de la afición. Hablando de viejos conocidos, surgen también nombres como Krohn-Dehli -cuya continuidad en el Sevilla ahora ya ha avalado Berizzo-, los siempre soñados Rafinha y Denis Suárez o incluso Roberto Lago. Además, algunos solicitaban a otros nombres propios como Sergio León o Trossad.

Son varias las peñas que lo dejan en manos del entrenador porque creen que es «cosa del míster». Otro solo piden «recuperar con jugadores lo perdido con la marcha del Toto» y algunos expresan más ideas generales que posiciones o nombres, como que vengan «jugadores contrastados», que las llegadas deben «depender de las salidas que se produzcan», el clásico de que vendría bien «un futbolista por línea» o que debe venir «un goleador de verdad». Enlazando con esto, más de uno reclama que Borja Iglesias es integre por fin en el primer equipo tras los méritos que creen que ha hecho con su gran temporada en el filial para que así sea.

Votación
0 votos
Comentarios

La afición urge los fichajes de un central y un mediocentro defensivo