La base de las siete derrotas en 313 partidos

Los diez campeones de liga celestes dejan números espectaculares

.

Vigo

Detrás de las victorias en la cantera celeste se esconden muchas cifras y nombres propios que cabe destacar. Los cinco equipos que todavía seguían en competición -ya como campeones- terminaron la liga el pasado fin de semana y con ellos los diez equipos de la base han llegado al final de la temporada regular. Todos han sido los menos goleados, ocho se han coronado además como los máximos goleadores y seis pueden presumir de que un futbolista suyo ha sido el pichichi de la competición. Tres equipos lo han ganado todo, un cuarto se mantuvo invicto -un empate-, y entre los demás encajaron solo siete derrotas en 313 partidos.

Juveniles

El conjunto Juvenil de División de Honor que dirige David de Dios, y que luego ha cuajado grandes actuaciones en la Copa de Campeones y en la Copa del Rey, solo perdió dos encuentros en toda la tempoada, ganando 23 de 30 y empatando los cinco restantes. Aventajaron en cinco puntos al

El Juvenil B ganó 24 de los 34 partidos que disputó. Los otros diez fueron ocho empates y dos derrotas, la última en la jornada final, ya sin nada en juego. La mejor noticia de ese partido con el que despidieron la Liga fue el regreso de Martín Rafael tras varios meses lesionado. Fueron los terceros máximos goleadores con 80 tantos y los menos goleados con 25 recibidos y tuvieroneen Marcos Alonso a su máximo goleador -18 en 28 encuentros que jugó-, sexto de la categoría. Destacaron también Samu Vilariño y David Álvarez, con 17 dianas cada uno. Marcaron quince jugadores diferentes a lo largo de la temporada.

Cadetes

32 triunfos en 34 partidos son los números del Cadete A, que ganó la Liga con doce puntos más que el Deportivo y fue el equipo más anotador de División de Honor (114 goles) y el menos goleado (13). Sus nombres propios en esta faceta fueron Raúl Blanco -cuarto de la categoría con 22 goles- seguido en clave celeste por Iker Losada y Alberto Estévez, que vieron portería en 17 ocasiones cada uno. Los futbolistas que marcaron algún gol fueron hasta 18. Solo se quedaron sin marcar en su única derrota, frente al Lugo en la jornada 29. La cronología de su temporada es doce victorias seguidas, un empate, quince triunfos, una derrota y cinco encuentros ganados más.

El filial cadete ganó 29 de sus 34 partidos -cuatro empates, una derrota-. Sacaron 20 puntos al segundo, el Arousa, y marcaron 52 goles más que él, un total de 147. Solo se quedaron sin marcar en dos de sus igualadas (0-0) y Francisco López fue el pichichi con 31 goles en 29 partidos, seguido de Alejandro Calviño, tercero de la lista de su liga con 28. Marcaron 18 futbolistas diferentes del equipo. Su mejor racha de victorias seguidas fue de once en el inicio de Liga.

Infantiles

102 puntos de 102 posibles y 369 goles a favor por trece en contra son las cifras que sirven como carta de presentación del Infantil A, que además copó el podio de pichichis de la categoría: Miguel Rodríguez (100 goles en 28 partidos, con una media que supera los 3,5), Erik Bugarín (53 en 28 encuentros) y David Vilán (41 en 30). Dejaron al segundo clasificado a 18 puntos y en el partido en el que menos goles marcaron consiguieron dos.

El Infantil B también hubiera terminado invicto de no ser por un tropiezo que llegó en la última jornada y que les dejó con 97 puntos (32 victorias, un empate y la derrota del partido final). Aun así, aventajaron en 22 al segundo clasificado del campeonato, el Choco. Su principal nombre propio fue Álex Comparada, con 64 goles en los 28 partidos en los que participó. Aparte de él marcaron para el equipo otros catorce compañeros (246 tantos a favor por 21 en contra).

Alevines

En la lista de invictos está el Alevín A, que igualó un compromiso y ganó los otros 29, consiguiendo anotar en 246 ocasiones y recogiendo el balón de su portería en solo 16. Sumaron 18 puntos más que el segundo clasificado, el Santa Mariña, y aparte de la clasificación, encabezan la tabla de pichichis con Eduardo González, que consiguió 46 goles en 27 partidos. El único encuentro que no ganaron fue en la jornada dos frente al Colegio Hogar, para luego encadenar 28 victorias.

El Alevín B ganó todos sus partidos de la segunda fase, lo mismo que habían hecho ya en la primera. Sus 14 victorias en otros tantos partidos las saldaron con 130 goles marcados y siete recibidos. Los dos máximos goleadores de la liga fueron los célticos Iván Moldes y Mateo Gutiérrez, ambos con 21 goles marcador en los 21 partidos en los que participó cada uno. En el que menos goles marcaron, celebraron cinco.

Benjamines

30 de 30 para el Benjamín A, que marcó 257 goles y recibió 12. Andrés Antañón terminó el campeonato como máximo anotador, siendo uno de los doce celestes que marcaron al menos un gol. En el partido en el que menos goles marcaron hicieron cuatro y sus 90 puntos supusieron una ventaja de doce respecto al segundo, el Cristo de la Victoria.

Por último, el Benjamín B ganó los 14 partidos de la segunda fase y doce de los trece de la primera, empatando uno de ellos. En el segundo tramo de competición marcaron 105 goles y encajaron doce. Óscar Vázquez fue el segundo máximo goleador.

Votación
0 votos
Comentarios

La base de las siete derrotas en 313 partidos