Una hoja de ruta muy conocida

El diseño de pretemporada y la formación del equipo de trabajo, las primeras decisiones de Unzué, están cargadas de similitudes de la era Luis Enrique


Vigo / La Voz

Las similitudes con la era Luis Enrique acompañarán a Juan Carlos Unzué al menos hasta que su aterrizaje en Vigo haya pasado a la historia, pero las dos decisiones solo han hecho corroborar que seguirá el mismo método de trabajo que hizo Lucho en su momento: la pretemporada será más corta y tendrá menos partidos, algo que sucedió en la campaña 13/14 (y que se repitió el curso pasado en el Barcelona). Del mismo modo, la estructura de trabajo del cuerpo técnico y su número de miembros será idéntica, con la incorporación de un transmisor como será el caso de Carlos Hugo García Bayón.

En la anterior estancia de Unzué en Vigo, como segundo de Luis Enrique, el Celta había tenido seis semanas de entrenamiento, con una primera concentración en Melgaço y cinco amistosos durante el verano: Coruxo (con victoria 1-0). Oporto (derrota en O Dragao: 1-0), partido de presentación ante el Southampton con motivo del Memorial Quinocho, revés en Vilalba con el Sporting de Gijón y derrota en Madeira (Portugal) ante el Marítimo.

Una secuencia parecida se dio la temporada pasada en el Barcelona, que volvió al trabajo a mediados de julio, con una semana inicial de trabajo en Barcelona, diez días después en Inglaterra para afrontar tres amistosos (Cetic, Leicester y Liverpool) para disputar el Gamper de regreso a Barcelona y encarar a continuación la Supercopa de España

Trabajo de campo

Este método da prioridad al trabajo de campo frente a los partidos amistosos. «Necesitan más tiempo para hacer otro tipo de trabajo», explicó Felipe Miñambres para avalar la decisión del nuevo entrenador céltico.

Volviendo la vista a la era Luis Enrique, el asturiano le prestó mucha importancia al método, incidiendo en su asimilación por encima de rodar el equipo con partidos de preparación. La consecuencia fue un buen arranque que poco después se truncó y mantuvo al equipo en problemas durante la primera vuelta para después firmar una excelente segunda parte del campeonato.

Las mismas similitudes que aparecen en la planificación de la pretemporada se dan en el reparto de roles dentro del cuerpo técnico. La única diferencia es que Robert Moreno abandonará su función de analista para ejercer de segundo entrenador, lo que deja una vacante que será cubierta en un futuro próximo. «Por lo momento tenemos otras prioridades», dijo el director deportivo al respecto. Moreno ejercerá de mano derecha después de trabajar más en la sombra en el Barcelona B (2010/2011) y en la Roma (2011/12). Fue en el filial azulgrana en donde coincidió por primera vez con Luis Enrique Martínez.

Nando Villa no será un novato. El que fuera portero del Alondras ya se encargó de la preparación de porteros en la parte final del ciclo de Lucho. Durante estas tres temporadas ha estado trabajando en el filial en el mismo cargo y es una persona de máxima confianza para el club.

No cambia el rol de Rafel Pol y Joaquín Valdés, que continuarán ejerciendo su profesión. Para ambos será su primera experiencia después de vivir en los últimos años bajo el paraguas del técnico asturiano.

La única figura que no existía en la experiencia anterior de este cuerpo técnico es el nexo de unión entre el primer equipo y el resto de la base, rol que desempeñó Manu Sotelo en sus tiempos de director de metodología del Celta. El cangués, desde hace tiempo en el Deportivo, accedió al primer equipo en el verano del 2012 de la mano de Paco Herrera. Ahora Carlos Hugo García Bayón repite el cargo con la misión de convertirse en correa de transmisión, función en la que se verá beneficiado en su doble cargo de director de cantera. 

Plantilla

Falta por ver si la confección de la plantilla también seguirá los mismos parámetros, aunque la situación ha cambiado en el Celta con respecto al verano del 2013. De entrada el club tiene que desprenderse de una decena de los 29 jugadores que tiene en nómina y hacerle sitio a las altas. Luis Enrique comenzó en su día con 26 futbolistas, 17 de ellos del primer equipo, y todo apunta a que Unzué tendrá el primer día bastantes más. La única diferencia por el momento. 

«Champneys Springs», un clásico de las pretemporadas

El «Champneys Springs Health Resort» se perfila, según el portal digital «Vigoé», como el lugar de concentración del Celta durante los diez días previstos en Inglaterra. El complejo está habituado a recibir equipos durante las pretemporadas. De hecho conjuntos del fútbol español como Atlético de Madrid o Real Sociedad han pasado por allí. El recinto, ubicado en el condado de Leicestershire cuenta con campo de fútbol y gimnasio para poder desarrollar el trabajo balompédico, además de instalaciones hoteleras de primer nivel. Es la segunda vez en los últimos años que el Celta se decanta por el territorio inglés para su ciclo de preparación estival. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Una hoja de ruta muy conocida