Una pretemporada más corta y con cinco partidos amistosos

Arrancará el día 10 de julio en A Madroa y habrá una concentración en Inglaterra

.

vigo / LA VOZ

El primer cambio con respecto a la etapa de Berizzo ya será el diseño de pretemporada: menos tiempo, menos partidos y más tiempo para el trabajo de campo. Esas son las premisas para un período de preparación que arrancará el 10 de julio (lunes), seis días después de lo previsto, y que tendrá su punto álgido con una concentración Ashby de la Zouch, en el condado de Leicestershire, en Inglaterra desde el 26 de julio y que le permitirá disputar tres partidos amistosos.

La temporada pasada el Celta fue el equipo más madrugador y realizó una preparación de siete semanas, una más que las previstas para este verano teniendo en cuenta que la fecha más probable para el inicio de Liga es el fin de semana del 19 y 20 de agosto.

Las dos primeras semanas de pretemporada transcurrirán en Vigo y durante ese período se jugará el primer amistoso, a disputar en Galicia y cuya celebración estará próxima al viaje a Inglaterra.

Será el día 26 cuando viajen hacia las islas británicas para una concentración que se extenderá hasta el 4 de agosto. Durante diez días entrenarán en la localidad de Ashby de la Zouch, en la zona de Leicester, y disputarán tres partidos ante conjuntos ingleses. Carlos Mouriño comentó la semana pasada en un café de redacción en La Voz que nunca habían tenido tantas propuestas para disputar partidos. Seguramente por el extraordinario papel del equipo en la Europa League.

De regreso de Inglaterra a Unzué le quedarán dos semanas de preparación y un último amistoso que no está claro que vaya a ser el Quinocho. «Es difícil, aunque vamos a intentar que pueda ser el 10 o el 11, de lo contrario lo haremos en un parón», comentó Felipe Miñambres, algo que ya sucedió la temporada pasada.

El secretario técnico explicó que a diferencia de los dos últimos años de Berizzo, Unzué quiere reducir el número de amistosos «porque necesitan más tiempo para hacer otro tipo de trabajo».

El club quiere replantear la grada de peñas

El Celta ha mantenido esta semana una reunión con las peñas celtistas para relanzar la ida de la grada de peñas. Se trata de una iniciativa que se puso en marcha tímidamente en esta recién terminada temporada, pero que no obtuvo el éxito esperado. Esta grada se ubica en Río Bajo, entre la zona que ocupa la peña Irmandiños 1923 y Marcador, que será el lugar que acoja este proyecto una vez finalicen las obras de Balaídos.

Votación
3 votos
Comentarios

Una pretemporada más corta y con cinco partidos amistosos