Vigo se preparaba hace seis años para una jornada histórica

La ciudad se engalanaba en la víspera de la milagrosa salvación del 2013


Vigo

2013: Hace hoy seis años Vigo respiraba si cabe más celtismo del habitual. Era la víspera del partido contra el Espanyol, el último de la temporada 2013/2014 y en el que el Celta se la jugaba a todo o nada, con serio riesgo de descender. Con ese motivo, los principales monumentos más emblemáticos se vistieron de celeste como una muestra más de hasta qué punto se volcó la ciudad. Algo similar a lo ocurrido el año pasado con la semifinal frente al United.

 El Sireno, el monumento de la Praza de España o la escultura de la Gran Vía fueron algunos de los elementos que lucieron motivos celestes. Al final, al día siguiente la fiesta continuó de la mejor manera, invasión de campo incluida para celebrar que el Celta afrontaría su segunda temporada consecutiva en Primera. Cuatro años después, en unas semanas iniciará la séptima.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Vigo se preparaba hace seis años para una jornada histórica