«Aún no ha derribado la puerta, debe seguir golpeando y soñando»

El celtismo analiza los motivos por los que creen que Berizzo debería quedarse un año más en el Celta y pide al club que ponga todo de su parte

.

Vigo

El celtismo quiere que el Toto se quede. Es el sentir mayoritario que la afición expresa una y otra vez. Con sus cánticos en Manchester, de nuevo el sábado en A Madroa, incluso con una petición a través de Change.org y también en las redes sociales. En Twitter se lanzó a través del perfil de Grada de Río a la afición la pregunta de qué dirían a Berizzo para convencerle de que siga en Vigo al menos un año más. La mayoría coinciden en que se le quiere y se le necesita para seguir la línea ascendente que de su mano ha trazado el club en los últimos años.

«Palabras de Cabral: ‘Este equipo puede crecer, no ha tocado techo’. Pero tiene que ser con Berizzo, algo que parece que sabemos todos excepto el club», era la respuesta de la peña Terra Celeste que también se detenía en que «Berizzo quiere quedarse. Así que, ojalá el club entienda que queremos crecer deportivamente. También es una forma de hacer ingresos». Desde otro colectivo celtista, Allariz Celeste, eran más escuetos y junto con una imagen del entrenador contemplando la desolación de Aspas mientras atendía a la televisión a la conclusión del partido frente al United escribían: «Eu ensinarialle esta foto. Con esto as palabras sobran».

Rude Fernández se mostraba contundente: «Que lo queremos y lo necesitamos. Es prioritario que siga». E incidía en un aspecto también recalcado por muchos: «La palabra la tiene Mouriño». Lo mismo apuntaban desde Hordas Celestes. «Xa sabe que ten o apoio da afección. O paso adiante ten que ser do Celta». Iba más allá la cuenta Dijochoeu: «Ao Toto non hai nada que decirlle. A directiva é a que ten que decidirse». Y con ella coincidía Alejandro Costas: «A Berizzo non hai que pedirlle nada. Ó reves. Hai que darlle o que pida el».

Óscar García señalaba que «non pode marchar aínda, queda moito por facer e esta é a súa casa» y agregaba a renglón seguido: «Toto, quédate» -consigna repetida en otros comentarios-. El tuitero Pellegrino se extendía más: «Toto, te podés ir a otro equipo, cobrar más dinero, tal vez ganar algo con más facilidad. Pero en el Celta te aman, sos parte de su historia, y si repetís otra campaña como esta seguramente ganas un título que te convertirá en un dios del celtismo. Esta motivación no te la da ningún otro equipo».

«Le diría que el Celta sin él es menos y él sin el Celta también. La afición lo quiere», era el mensaje que le transmitía Marcador72. Y Carlos Gil apuntaba que «es un celtista más y este Celta sin él no sería los mismo». Ana Iglesias le diría que «en Vigo tiene lo que una persona busca: respeto. Algo que ni el dinero compra, se le ha demostrado que ganando o perdiendo se le ha valorado en todo momento y que en otro lugar no lo hubieran hecho. Por tanto, siempre que se quede o se vaya, recordará el respeto que aquí ha tenido y tiene».

Sylvia Fernández Simes le recordaría que «el dinero no lo es todo». «Que se pregunte: ¿en el próximo lugar donde vaya me van a tratar con tanto cariño y respeto como lo hacen aquí? (…). Piensa, Toto, cuántos pros y cuántos contras», al tiempo que le pedía a Mouriño que atienda alguna de las peticiones del míster. Para Emilio Milín, «a alguien que tiene el sentimiento celtista tan arraigado no hay que decirle nada más. Lo que hay que hacer es tratar de atender sus peticiones, que son muy razonables. Si se va, independientemente de lo que pueda hacer quien lo sustituya, nos quedará la sensación de haber prescindido de uno de los nuestros».

Pedro Davila es de los que más que decirle, esperaría a que el club le ofrezca «lo que pide: mejora salarial y un equipo que se pueda consolidar en la zona noble de la tabla». Y Pablo Castro le recuerda que «aún no ha derribado la puerta, que tiene que seguir golpeando y soñando». Juan apela a que «es un celtista más», mientras que Quique Rodríguez incide en su deseo de que «sea él el que cambie la historia».

Para Pedro César «todos saben su papel.el Celta, saben hasta donde puede llegar y Toto valora más sentimientos que materialismo. El Celta pondrá todo para renovarlo, Toto perderá dinero, pero hay cosas que el dinero no paga y eso Toto lo sabe», reflexionaba. Silvia opinaba que «Toto está convencidísimo, el que no quiere que se quede es Mouriño» y exactamente lo mismo expresaba Pablo BV. Txavi Correa indicaba que debería seguir «un año más para intentar meter al equipo en Europa y si no se puede, irse con todos los honores».

Votación
1 votos
Comentarios

«Aún no ha derribado la puerta, debe seguir golpeando y soñando»