El dilema de un corazón mitad céltico y mitad del United

El irlandés Joseph Sexton es aficionado de los dos equipos y vivirá con sensaciones encontradas la semifinal de Europa League


Vigo

Joseph Sexton, irlandés, sigue el fútbol español desde hace más de dos decenios, aunque fue hace seis años cuando comenzó a aficionarse al Celta de la mano de su pareja. «Cuando empecé a apoyar al equipo en Segunda hace seis años no podía ni imaginar que transcurrido este tiempo se iba a enfrentar al United en una semifinal europea», admite. Porque el conjunto de Manchester forma parte de su terna de equipos predilectos junto con los celestes y el Cork, equipo de su ciudad.

«¡Este partido va a ser un dilema para mí», comenta feliz por ello al mismo tiempo. Aunque le hubiera gustado ver este cruce en el partido por el título. «Lo ideal para mí hubiera sido un final en Estocolmo con Guidetti y Zlatan en su propio país. Y que el United tuviera plaza de Champions a través de la Premier, porque así podría apoyar 100 % al Celta en la final», reflexiona. Ante este escenario distinto, tiene el corazón dividido, pero está dispuesto a disfrutar de la eliminatoria, y además, lo hará en directo.

Más allá de los partidos que ha podido vivir in situ, Sexton se ha acostumbrado a estar pendiente del equipo vigués y vibrar con él en la distancia. «En el mundo en que vivimos hoy en día el fútbol global es muy accesible», celebra. Y eso ha cambiado desde que comenzó a aficionarse al Celta. «No es como cuando empecé a ver fútbol español», dice. Entonces tenía que conformarse con «un porgrama-resumen en un canal inglés y en idioma galés».

De eso pasó a vivir el celtismo en directo con varias visitas desde el 2012. Con la cumbre en la temporada 2015/2016, cuando incluso residió en Vigo durante un tiempo. «Había viajado bastantes veces luego acabé viviendo allí, trabajando como profesor de inglés. Así tuve la oportunidad de presenciar muchos partidos en Balaídos». Aunque nunca se ha animado demasiado a hacerse con distintivos celestes. «Soy poco aficionado a esa moda y más del estilo británico de llevar ropa normal en vez de los colores del equipo al estadio. Pero como la camiseta del Celta es tan bonita voy a comprarme una, sobre todo para llevarla en los pubs y motrar mi identidad como aficionado», comenta.

A la gente que le rodea en su Irlanda de origen le extraña sobremanera su afición por el Celta. «Les choca muchísimo. Tal y como pasa en muchas partes de España, muchos de los aficionados internacionales son o del Real o del Barça. Creo que tienen poca imaginación. Pero claro, para muchas personas es todo sobre ‘the glory’ y estar al lado de un equipo ganador habitual».Ahora esa gloria de la semifinal europea le ha llegado a él como aficionado de dos de sus tres equipos. Incluido el humilde por el que nadie hubiera apostado.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El dilema de un corazón mitad céltico y mitad del United