Granada-Celta: Bongonda, ante la hora de los hechos

X. R. C. VIGO / LA VOZ

GRADA DE RÍO

Alineaciones probables Granada - Celta

Tras proclamar que desea ir a un grande, el belga necesita reivindicarse ante el Granada, su rival predilecto

16 abr 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Para llegar a un equipo de primera talla mundial primero hay que triunfar en el Celta. Es la lección que debe recibir Théo Bongonda en su reencuentro con la titularidad y tras sus declaraciones en Bélgica en las que mostraba su deseo de fichar por el Chelsea, el Manchester o el Atlético, aunque su mayor anhelo sea vestir el blanco del Sevilla. El extremo zurdo, que no entró en la convocatoria ante el Eibar y que vio al Genk desde el banquillo, regresa al once ante su rival predilecto, un Granada al que le ha marcado dos de sus cuatro goles en la Liga española. Entre ellos, el primero como celeste, en abril del 2015 para salvar un punto sobre la bocina.

La personalidad y el verbo de Théo no van de la mano. El valón ha perdido la titularidad y la confianza en los últimos tiempos pese a las múltiples oportunidades que le ha dado Berizzo esta temporada. Sin embargo, sus declaraciones hablan de una autoconfianza suprema. «Tan pronto me llamen equipos como el Chelsea, Manchester o Atlético creo que debo atreverme a dar el paso», comentó al diario belga HLN, a quien confesó que su ambición no es pasar en el Celta más de dos o tres años.

Berizzo, que le ha dado más oportunidades que a nadie, le exculpó apelando a la traducción. «Creo que expresó un deseo, no una imperiosa necesidad. Si te preguntan si quieres jugar en el Madrid no vas a decir que no, pero dependerá de lo bien que lo haga en el Celta para encontrar ese crecimiento al que todos apelamos profesionalmente».

Y para alcanzar la corte del fútbol europeo Bongonda tiene que aumentar su producción. En los primeros meses de competición iniciaba el juego a la perfección y lo finalizaba mal, y sobre todo, era un socio seguro a la hora de defender. En Valencia, en su última comparecencia, lo perdió todo. «Creo que intentó jugar más por adentro que por fuera y eso lo alejó de la marca que tenía señalada», explicó su entrenador antes de desvelar la consigna que le ha dado para hoy en Granada: «He conversado con él sobre la necesidad de encontrar su potencialidad, que es su velocidad. Su uno contra uno en banda, sus centros, y eso se logra en un sector del campo que es más exterior que interior. El sitio natural para un velocista como él es jugar abierto».

Otro asunto pendiente de Bongonda es el gol. Cuatro en dos años vestido de celeste, pero el 50 % a los nazaríes. El primero y el último por el momento. No marca desde el 27 de noviembre cuando anotó el 2-1 en Balaídos. Coincidiendo, quizás, con su mejor momento de la temporada después de que el Toto ejerciese de psicólogo tras un pésimo día en el Ámsterdam Arena en la Europa League. Ahora puede repetirse la historia. Théo regresa en su punto más bajo con la necesidad de demostrar el talento que todo el mundo le presupone. «Debe meterse en la dinámica de decir aquí estoy. Debe demostrar al entrenador que está listo». Si es así, no solo será un jugador fundamental en Los Cármenes, sino que tendrá su chance para la batalla del jueves. Un valón en territorio flamenco.

 

Nueve rotaciones para mantener el pulso liguero

El Celta batirá esta tarde en Granada su récord de rotaciones esta temporada. Hasta nueve cambios prepara Eduardo Berizzo pensando en reservar a su primera unidad para la vuelta de los cuartos de final de la Europa League del próximo jueves en Bélgica ante el Genk. Solo repetirá Sergio Álvarez y uno de los defensas, presumiblemente Andreu Fontás. Todos los demás serán jugadores que no participaron de inicio en el primer asalto.

En la zona defensiva Sergi Gómez, Planas y Roncaglia serán los hombres de refresco. Falta por saber la ubicación del argentino. Si actúa en el lateral derecho descansará Hugo Mallo y si lo hace de central entonces sería Fontás quien iría al banquillo.

El resto de la formación será novedosa y la confirmó el propio entrenador. En el centro del campo Marcelo Díaz vuelve al once después de un mes parado por una lesión (Soldado le provocó una torsión de tobillo en el partido ante el Villarreal) y compartirá doble pivote con Pape Cheikh, que será titular ante el rival al que le marcó su único gol en la primera vuelta, el Granada.