Europa League: El Celta inicia su asalto a la cumbre ante el Genk

X. R. Castro VIGO / LA VOZ

GRADA DE RÍO

Alineaciones probables Celta-Genk

Los vigueses afrontan la ida de cuartos ante el Genk con la ilusión de romper su techo histórico en Europa

13 abr 2017 . Actualizado a las 05:00 h.

Dieciséis años después, el Celta vuelve a estar en el campo 3. Por cuarta vez en su historia, el conjunto vigués afronta unos cuartos de final de la Europa League. Las tres anteriores, naufragó en su intento de hacer cumbre. Olympique de Marsella, Lens y Barcelona fueron paredes inaccesibles para el entonces equipo de Víctor Fernández. Berizzo es ahora quien dirige la ascensión, y lo hace ante un Genk convertido en revelación de la competición y cuya velocidad en ataque equivale a una tormenta de nieve en plena escalada.

Los vigueses superaron el campo base de la fase de grupos con cierta dificultad, porque la necesaria política de rotaciones hizo que la unidad B jugase los primeros partidos del torneo. Superado el primer escollo, la ascensión se encontró con una avalancha en su tránsito desde el campo 1. Un Shakhtar al que derrotaron en la prórroga del segundo partido. Menos dificultad tuvo la ascensión al campo 3, con doble victoria ante el Krasnodar.

Desde que los rusos cayeron eliminados en cuartos, toda la atención del Celta ha estado centrada en el Genk, un equipo belga que se ha convertido en clásico en Europa y que a lomos de la juventud de su plantilla también quiere hacer historia en el viejo continente. Para ellos es su primera aventura en una cota tan alta, cuando el oxígeno comienza a faltar y la continuidad en la ascensión se hace más difícil.

Para evitar problemas de respiración y de cansancio, el Toto dejó descansando en la tienda de campaña a casi todos sus titulares el pasado domingo ante el Eibar. En teoría solo repetirán el portero Sergio Álvarez, Fontás como central y el Tucu Hernández en la sala de máquinas. Todo lo demás, serán hombres de refresco, aunque Aspas y Radoja disputaron la última media hora. Las grandes dudas en el once del conjunto vigués para el primer asalto a la cima estriban en el acompañante de Cabral en el centro de la defensa, con Fontás como primera opción por su salida de balón, y en la posición de nueve, que en teoría será ocupada por Guidetti aunque no juega desde mediados de marzo, cuando se lesionó en el derbi de Riazor. Jozabed, con un ligero movimiento de fichas, podría tener alguna opción de inicio.

La cordada hacia semifinales no significará un cambio de plan de ataque. Los vigueses pretenden hacer cumbre por la arista más complicada, pero en la que llevan incidiendo tres años de la mano del Toto Berizzo. Intensidad alta y marcas ajustadas para negar la verticalidad ofensiva de un equipo que presume de su velocidad y en ataque jugar con inteligencia para desarmar a un rival que también da facilidades, aunque en el torneo doméstico, en su fase regular, solo haya encajado 35 goles en 30 partidos. Los belgas aterrizaron a Vigo convencidos de que pueden superar al Celta. Además atraviesan su mejor momento del curso.

El equipo del holandés Albert Stuivenberg llega con toda su tropa al completo, con el sevillano Pozuelo como jugador de referencia y con Naranjo, que no puede jugar, como infiltrado. Pero en este fútbol global, no hay fórmulas secretas. Todo indica que los dos buscarán la cima a campo abierto, sin protegerse, sin miedo a avalanchas. Con la única diferencia, que Balaídos estará lleno de sherpas dispuestos a llevar a los suyos a lo más alto.

La convocatoria, tras la sesión de esta mañana

Berizzo quiere exprimir al máximo los momentos previos al partido con el Genk, y ha ordenado un último entrenamiento para esta misma mañana en A Madroa a puerta cerrada.

Será después de la sesión cuando facilite la lista de 18 convocados, en la que estarán con toda probabilidad Marcelo y Guidetti, que ayer recibieron el alta. Lemos, Rubén Blanco y Rossi siguen en el parte médico.