El efecto dominó de Luis Enrique puede sacudir al Celta

Berizzo suena como posible relevo en el Athletic o en el Sevilla


vigo / la voz

Luis Enrique tiene fecha de caducidad como entrenador del Barcelona. Así lo anunció él mismo el miércoles, fijándola para el 30 de junio. Sorprendió más el momento de hacerlo que el anuncio en sí mismo. Su etapa como entrenador culé comenzó exactamente al mismo tiempo que lo hacía la de Berizzo -su sustituto en Vigo- en el Celta. Ahora está por ver si también ambas terminarán a la vez, aunque en principio no sea para el Toto se convierta nuevamente en su relevo.

El buen hacer del argentino en el conjunto vigués no ha pasado desapercibido y se ha traducido en el interés de otros clubes por hacerse con sus servicios. Uno de los que con más insistencia se ha contemplado como posible nuevo destino del hoy preparador del Celta -que acaba su contrato al finalizar esta temporada- es el Athletic de Bilbao. El actual inquilino de su banquillo, Ernesto Valverde, suena con fuerza para asumir las riendas del conjunto blaugrana y su marcha podría provocar que los bilbaínos fueran a por Berizzo.

Valverde es uno de los mejor situados para suceder a Luis Enrique. Da el perfil de exjugador de la entidad que la conoce desde dentro y en teoría es la primera opción para los culés. Tampoco el Athletic quiere desprenderse de él, que vive su sexta temporada al frente en dos etapas, pero se asume que ante el interés del Barcelona sería muy difícil retenerle en Bilbao. De hecho, todavía no ha renovado pese al interés de su actual club.

Otro nombre que se baraja el de Jorge Sampaoli, que dirige con éxito al Sevilla y que también es visto con buenos ojos como posible reemplazo. El exseleccionador chileno tiene otro año de contrato y una cláusula de salida de 1,5 millones de euros que no supondría ningún problema para el club que preside Bartomeu.

El argentino tampoco ha renovado pese al interés del club hispalense. Esta misma semana comentaba que no se había producido ninguna reunión formal con ese fin y que el posible acuerdo dependerá de que las dos partes quieran lo mismo, sin mencionar el interés culé. Quien sí lo hizo, preguntado por esta posibilidad, fue el céltico Marcelo Díaz tras el partido entre Celta y Espanyol. «Me pondría muy feliz», señaló sobre la posibilidad de verle en ese puesto. «En estas circunstancias siempre salen nombres, algunos que quizá ni siquiera están en carpeta. En el juego de poner candidatos va a haber muchos», añadió.

Más allá de Sampaoli y Valverde, hay otros futuribles, pero que aparecen ya en un segundo plano. Desde la prensa catalana se apunta a nombres como Eusebio Sacristán, Juan Carlos Unzué, MassimilIano Allegri, Laurent Blanc, Jürgen Klopp o Quique Setién. Este último también está en la órbita del Celta en caso de confirmarse la marcha del Toto.

El propio Berizzo fue preguntado el miércoles sobre su posible cambio de banquillo. «Es motivo de orgullo profesional», valoró refiriéndose al hecho de que se contemple su nombre para otros equipos. Sin embargo, quiso ser «cuidadoso» y expresarse como el «celtista» que se considera. «Hemos hablado de reuniones (para renovar), me han preguntado, pero ahora vamos a vivir un momento histórico en la Europa League y debemos enfocarnos en eso», insistió sobre la idea que ya había manifestado en la previa.

Sobre la elección de Luis Enrique del momento en el que hacer el anuncio que no continuará la próxima temporada, evitó opinar sobre «decisiones ajenas». «No sabía la noticia. Es su decisión, la respeto. Él tendrá sus motivos para anunciarlo, pero nosotros tenemos que estar a lo nuestro», señaló.

El entonces director deportivo, Miguel Torrecilla, reconoció en su día que Berizzo rechazó «ofertas mareantes» para renovar con el Celta por una temporada más su primer contrato que finalizaba en junio del 2016. Por el momento el entrenador argentino ha afirmado que siempre estará dispuesto a escuchar al Celta, que quiere lo mejor para el club y que será su prioridad. Aunque sea para decirle que no.

El Toto quiere repetir el logro de la temporada 41/42

El Celta de Berizzo tratará de conseguir mañana en el Camp Nou algo que ha logrado una única vez en su historia: ganar al Barcelona en la ida y en la vuelta del mismo campeonato. La primera parte ya la tiene, puesto que los vigueses vencieron en la ida por 4-3 al conjunto de Luis Enrique el 2 de octubre del año pasado con goles de Aspas, Tucu, Pione y Mathieu en propia puerta.

La vez en la que el Celta consiguió sumar todos los puntos ante los culés en una temporada fue en el curso 1941/1942. En aquella ocasión, el equipo que dirigía Baltasar Albéniz disputó la ida a domicilio, cuando el equipo todavía jugaba en Les Corts. Dos tantos de Roig, uno de ellos de penalti, permitieron a los celestes firmar la primera de sus dos victorias en territorio culé, sucedida de la del 2014 con gol de Larrivey. Mañana irán a por la tercera.

Ya en la vuelta, en el estadio de Balaídos en enero de 1942, la victoria fue por la mínima (1-0). El autor del gol del triunfo lo anotó Del Pino. El único técnico del Barça derrotado por partida doble en Liga por el Celta en el mismo año fue Ramón Guzmán Martorell.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

El efecto dominó de Luis Enrique puede sacudir al Celta