El Real Madrid apura todas las opciones para tratar de jugar contra el Celta el domingo

El rival del Celta alega que no tiene más fechas disponibles y busca vías alternativas a la suspensión

Suspendido el Celta-Real Madrid por los desperfectos en la cubierta de Balaídos El viento levantó 40 metros de cubierta en Balaídos en la noche de ayer y el alcalde ha asegurado que no se puede utilizar el estadio por riesgo para los espectadores

Vigo

El Real Madrid busca apurar todas las opciones para evitar la suspensión de su partido de mañana contra el Celta. Aunque el alcalde, Abel Caballero, anunció que el partido no se celebraría debido a la imposibilidad de garantizar la seguridad de los espectadores tras los efectos del temporal en Balaídos, el club blanco quiere a toda costa que el encuentro se dispute en la fecha prevista.

Los blancos, que tienen otro partido aplazado contra el Valencia por culpa de la disputa del Mundial de Clubes, alegan que no tienen otro fecha disponible y proponen escenarios alternativos como San Lázaro o El Molinón, según apunta Marca, que añade que el Celta no contempla esas opciones por el momento. Otra posibilidad sería jugar en el propio Balaídos, pues aseguran que las previsiones indican menos viento. Según Caballero, esa vía está completamente descartada.

Haciendo oídos sordos al informe de los técnicos municipales, el Real Madrid propone clausurar la zona afectada -donde habitualmente se sitúa el público visitante- y se aferra a que la competición se vería adulterada e incluso al perjuicio que, señala, supondría para el rival del Celta en semifinales de Copa, el Alavés.

Mientras, según informa Carrusel Deportivo, la Liga sigue estudiando el caso y no ha dado el partido por suspendido, cosa que sí ha hecho el Concello, comunicándoselo al Celta, que se limita a esperar una resolución definitiva para el caso.

Votación
9 votos
Comentarios

El Real Madrid apura todas las opciones para tratar de jugar contra el Celta el domingo