Duelos más allá de lo colectivo

Aspas-Aduriz, García-Radoja y Kepa-Rubén, atractivos añadidos en San Mamés


El Athletic es uno de esos equipos especialmente incómodos para el Celta. Un rival intenso, machacón y que te devora a dentelladas desde el momento en que te permites el primer error. Lo sabe bien Aduriz, maestro en marcarle a los célticos, o Raúl García, mañoso como pocos en descentrar a los hombres del Toto. Ellos son dos de los veteranos de un Athletic que tendrá su contrapunto en los célticos Iago Aspas y Nemanja Radoja. La novedad en San Mamés la pondrán Kepa y Rubén Blanco, que se ven las caras con el rival por vez primera.

Aspas vs. Aduriz

Duelo de pichichis. El fútbol de Iago Aspas y Aritz Aduriz probablemente tenga poco que ver, pero más allá de cómo se relacionan con la pelota, los dos delanteros tienen mucho en común. Empezando por ser los jugadores franquicia de sus equipos, por haberse ganado la llamada tardía de la selección, por triunfar en el club de sus amores tras volver de vestuarios lejanos y por ser los encargados de arreglar los partidos en momentos complicados.

«Son jugadores de diferentes características, pero lo que los distingue es la peligrosidad. Aduriz es un hombre muy resolutivo, muy de tomar la decisión antes de que el balón tome contacto con él, tiene la definición en su mente antes que en su pie», describía ayer Berizzo, mientras que «Iago es un futbolista de más juego, de más enganche, con número diez que nueve, pero la misma peligrosidad. Iago es capaz de generarse una propia jugada arrancando desde atrás y Aduriz es un hombre que termina la jugada que hace otro, pero los dos tienen gran peligrosidad».

Cuando ambos salten a San Mamés esta noche lo harán con el mismo reto, marcar y dar la victoria a su equipo, aunque con diferente pasado. El donostiarra es una de las bestias negras del Celta. En los quince enfrentamientos con los célticos les ha asestado nueve goles -seis en Liga y tres en Copa-, y tan solo Cristiano Ronaldo, con 17 en nueve contiendas, ha hecho más sangre en la portería viguesa. Los números de Aspas son más humildes. En Liga se ha medido en cinco ocasiones al Athletic y tan solo en mayo del 2013, en el 1-1 de Balaídos, consiguió marcar gol.

Radoja vs. Raúl García

Picaresca ante inocencia. Mientras Aspas y Aduriz rivalizarán hoy por ver portería, Radoja y Raúl García lo harán por ganarse la partida mutuamente. Aunque Berizzo no desveló su once, el centrocampista serbio es el que tiene más papeletas para convertirse en la sombra del enganche pamplonés, un centrocampista bregado en mil batallas y capaz de desquiciar a cualquier rival. Once veces se ha medido Raúl García al Celta -cuatro formando parte del Osasuna, y ocho del Atlético- y siete de ellas ha salido vencedor. La temporada pasada incluso se vistió de goleador para dar la victoria a su equipo en Balaídos y para colaborar en el 2-1 de San Mamés.

Pero el fútbol de Raúl García se escribe más allá de las estadísticas. García es un peligro constante para los rivales en segundas jugadas e incomodando a las defensas. Pero además es un especialista en el otro fútbol capaz de descentrar una y otra vez a los rivales. Detenerlo pasa por obligar al mediocentro defensivo contrario a cerrar entre los centrales para no perder la superioridad numérica, y es ahí donde entra en juego Radoja. El serbio, que está desempeñando un notable trabajo esta temporada, ya tiene asumido en su repertorio el trabajo oscuro de destrucción y en San Mamés el examen será de los difíciles. A Raúl García se le da especialmente bien el Celta y los vigueses están sufriendo de lo lindo esta temporada en el apartado defensivo. El perfecto caldo de cultivo para desestabilizarlos.

Rubén Blanco vs. Kepa

Dos canteranos novatos. Rubén Blanco y Kepa son compañeros y rivales en la selección sub-21, en la que el vasco es titular, y ambos debutarán esta noche como contrincantes en Primera. El primero lo hará después de que Berizzo le confirmase como titular en la Liga, mientras que el segundo se ha ganado la confianza de Valverde en la competición doméstica. «Hoy Rubén es el portero titular de la Liga. Un jugador tiene que estar preocupado por jugar bien y el portero tiene una cualidad muy importante que es la confianza, pero todo el mundo tiene que estar alerta, inclusive el portero», señalaba ayer Berizzo, que considera que al fin Rubén está teniendo la continuidad que las lesiones le cortaron anteriormente. Una continuidad que, sin embargo, no es garantía de nada, ya que Berizzo, que siempre ha apostado por alternar a sus porteros, insiste en que no hay blindaje para nadie.

Más allá del carpetazo al debate en clave celeste, lo cierto es que Rubén Blanco y Kepa comparten en su historial ser dos porteros jóvenes, con proyección y con la etiqueta de canteranos. Sin embargo, es en la precocidad donde se distancian. Desde que debutara en Valladolid, las expectativas depositadas en Rubén han sido muy altas y a sus 21 años cuenta con 48 partidos en la élite a sus espaldas. Kepa tuvo que esperar a este curso, a sus 22 años, para hacerse con un hueco en la élite, si bien parece que ha llegado para quedarse. Al menos, en Liga.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Duelos más allá de lo colectivo