Locura es el mejor sinónimo que define lo ocurrido en el estadio de Gran Canaria. El Celta pasó de una ventaja de 0-3 al descanso a luchar por no perder después de que Las Palmas lograse empatar el partido en la segunda parte. Un disparo de Wass de falta directa abrió el marcador y un doblete de Iago Aspas dispusieron a los celestes a irse al descanso con una ventaja tranquilizadora. Nada más lejos de la realidad. El conjunto de Quique Setién, frenético, fue a por todas y aprovechó de inicio, un error de Sergio Álvarez en la salida para que Bigas anotase el primero de cabeza. Melero López también ayudó señalando un penalti y expulsando a Sergi Gómez por doble amarilla, que serviría a Jonathan Viera para meter el miedo en el cuerpo a los celestes. Dos minutos después Boateng se encargó de empatar un partido «bonito de ver» sobre todo si no eres aficionado de ninguno de los dos equipos. 

El Celta sabía de la dificultad de jugar en un estadio en el que no ganaba desde la temporada 2000-01. Saltó al campo con el ímpetu de ganarle el balón a un equipo que pujaba fuerte por él. Una falta sobre Iago Aspas al borde de la media luna a los tres minutos de juego le sirvió a Wass para anotar el primero con un disparo directo. Con todo el partido por delante la primera ventaja estaba escrita.

El tanto tempranero propició un Celta más conservador y el equipo insular se hizo con el dominio del balón. A pesar de no llevar el control del balón los de Berizzo supieron sacar rendimiento a las contras para generar peligro. Pione Sisto con una espectacular asistencia para Iago Aspas permitió al de Moaña desplegar una vaselina para que el balón entrase de nuevo en la meta de Raúl Lizoain. Corrían quince minutos de partido y el Celta ya ampliaba la ventaja.

Serio y sobrio en defensa y certero y profundo en ataque, el Celta no conseguía ser el dueño del balón pero sacó petróleo de cada ocasión ofensiva de disputó. A los veinte minutos, Orellana puso un fantástico balón para Iago Aspas y en el mano a mano, el de Moaña superó con la zurda a Lizoain. Brillaba el conjunto de Berizzo.

Pero los hechos ya vislumbraban que no todo podía ser bonito. Una falta de Araújo sobre Orellana dejó al chileno sin poder continuar el partido y fue sustituido por Marcelo Díaz. 

El segundo acto se complicó todo lo que se podía complicar. El partido partió con la misma intensidad y con Las Palmas a por todas por hacerse con el balón. El Celta jugó a defender el resultado y a aprovechar las contras con Iago Aspas y la velocidad de Sisto. Un gol de Bigas tras un error en la salida de Sergio ya pronosticaba lo que vendría después. Setién iba a por todas y el asedio del conjunto insular no tenía fin. Melero López señaló penalti en el minuto 65 que provocó la expulsión de Sergi Gómez por doble amarilla y permitió a Jonathan Viera recortar distancias. El miedo en el cuerpo del empate cobró vida de mano de Boateng apenas dos minutos después.

Pione Sisto dejó su sitio a Jonny para tratar de frenar la sangría ofensiva. Las contras eran el arma que había empleado el Celta para generar todo el peligro sin tener la posesión. La locura duró prácticamente hasta el minuto 80 de partido, Las Palmas, rendido, se deshizo del balón y el Celta, con uno menos, pudo darle la estocada final con un palo de Tucu Hernández y un disparo de Marcelo Díaz casi desde la línea de fondo que golpeó en el larguero. 

Ficha técnica:

3. UD Las Palmas: Raúl Lizoain; Míchel Macedo, David García, Bigas, Dani Castellano; Roque Mesa; Tana (Momo, min. 75), Vicente Gómez (Livaja, min. 62), Jonathan Viera, Prince Boateng; y Araujo (Mateo García, min. 85).

3. RC Celta: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Cabral, Sergi Gómez, Roncaglia; Radoja, Pablo Hernández, Wass (Bongonda, min. 76); Orellana (Marcelo Díaz, min. 34), Aspas y Pione Sisto (Jonny, min. 69).

Goles: 0-1, min. 6: Wass. 0-2, min. 14: Aspas. 0-3, min. 21: Aspas. 1-3, min. 52: Bigas. 2-3, min. 66: Jonathan Viera, de penalti. 3-3, min. 68: Prince Boateng.

Árbitro: Mario Melero López (Comité Andaluz). Expulsó por doble amonestación al jugador visitante Sergi Gómez (minutos 40 y 65). Además, mostró tarjeta amarilla a sus compañeros Hugo Mallo (min. 12), Radoja (min. 27), Aspas (min. 43), Pablo Hernández (min. 60), Wass (min. 74) y Marcelo Díaz (min. 90), y a los locales Prince Boateng (min. 50) y Momo (min. 84).

Incidencias: partido disputado en el Estadio de Gran Canaria ante 21.124 espectadores, según informó el club local. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

El Celta no puede con la locura de Gran Canaria