El Celta busca un día de fiesta redondo

Los célticos, con pocas rotaciones, pretenden encarrilar su pase en el regreso de la Europa League a Balaídos

El capitán estrena Europa El capitán estrena Europa

x. r. c. vigo / la voz

Balaídos está en obras y la sociedad en venta a punto de pasar a manos chinas, pero aun así, el Celta se apunta a un día de fiesta. Diez años después la Europa League vuelve al vetusto campo vigués para recibir a un grande del viejo continente venido a menos como el Panathinaikós, líder del campeonato griego.

La contienda llega en un momento emergente para el cuadro vigués, que ha sido capaz de enderezar el rumbo en el torneo doméstico sumando siete puntos consecutivos y ahora pretende hacer bueno el empate de Lieja en el estreno de la Europa League superando al representante heleno.

Berizzo anuncia una rotación menos masiva que en Bélgica quince días atrás, pero de inicio ya dejó en la grada a cuatro de los titulares del domingo en Cornellá. Por primera vez desde que comenzó el frenesí de partidos dio una lista de 18 en la víspera de la contienda y en ella no estaban Sergi, Roncaglia, Radoja y Bongonda.

De confirmarse, la novedad más importante del partido sería el regreso de Andreu Fontás después de casi un año en blanco. El de Banyoles no juega desde el 21 de noviembre del año pasado en Riazor y hoy podría tener su opción de inicio en una defensa que también contempla como alternativa el viaje al centro de Hugo Mallo.

En el ataque todas las apuestas invitan a pensar en la titularidad de Guidetti, que no juega desde Pamplona, pero parece difícil pensar que Rossi no será de la partida. El italiano comenzó a dejarse ver ante el Standard y el gol ante el Espanyol suena a aval para tener más protagonismo.

También es claro candidato a la titularidad Señé, que tras dos partidos como titular desapareció del mapa. Falta por saber su posición y si compartirá trivote con los chilenos Marcelo Díaz y Tucu Hernández.

El Panathinaikós llegó a Vigo al mediodía de ayer con seis bajas, cuatro de ellas de titulares, lo que obligará a Andrea Stramaccione, su entrenador, a buscar alternativas o incluso variar el dibujo del 3-5-2 que marca la hoja de ruta en la competición continental. Las bajas de los helenos tampoco suenan a definitivas dada su experiencia en competiciones continentales y la veteranía de la mayoría de sus jugadores. Sobre el césped de Balaídos pondrán es escena a jugadores de nivel como Marcus Berg, el rival de Guidetti y protegido de Ibrahimovic en la selección sueca, o Cristian Ledesma, un centrocampista argentino de buen pie.

El guion del Celta será el mismo de la Liga. Control de partido a través del balón y evitar errores no forzados que puedan provocar una contra. Todo con intensidad y aumentando la velocidad de balón, el principal debe que arrastra el conjunto de Berizzo mes y medio después de comenzar la temporada. Un triunfo abriría el camino para pensar en superar la fase de grupos. Un premio en tiempos de duda.

Cuatro derrotas en 32 citas europeas en casa

Balaídos ha sido tradicionalmente un aliado para el Celta en las competiciones continentales. De las 32 citas que ha registrado el coliseo vigués solo cuatro finalizaron en derrota. Curiosamente una de ellas fue la última, ante el Werder Bremen en la edición 06/07 de la entonces Copa de la UEFA.

Los números a nivel europeo hablan de un Celta fuerte en casa por tradición, con 23 victorias, seis empates y cuatro derrotas como bagaje global. También de un equipo con recursos de cara al gol, ya que en las 32 citas disputadas marcó 69 goles (a un promedio de 2,1) y encajó 22.

El hándicap para hoy es la experiencia, porque en los 10 años que lleva congelada esta estadística celeste el Panathinaikós solo faltó un curso (13/14).

Berizzo prescinde de cuatro titulares

Por primera vez desde que comenzó la vorágine de partidos Berizzo dio una lista de convocados previa al encuentro. En su elección dejó fuera a cuatro jugadores que fueron titulares en Cornellá y que presumiblemente repetirán el domingo ante el Barcelona. Dos de ellos son centrales: Roncaglia y Sergi Gómez, aunque el Toto sigue contando con defensores suficientes para montar una línea de garantías. A mayores ha dejado fuera a un pivote como Radoja para dar protagonismo a Pape Cheikh y en ataque Bongonda tendrá asueto.

Rubén, suplente

Por otra parte, Iván Villar también se quedó fuera y será Rubén Blanco el portero suplente. Será la primera vez que vaya al banquillo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Celta busca un día de fiesta redondo