El duelo frente al Panathinaikós abre la puerta a las rotaciones

Ante el Espanyol el técnico solo se dejó en el banquillo a dos de los teóricos hombres fuertes, Hugo Mallo y Pablo Hernández, y ambos apuntan a presentarse en el once frente a los griegos


vigo / la voz

Quedan dos días para que la Europa League llegue a Balaídos. El Panathinaikós será el rival de este jueves del equipo de Eduardo Berizzo y ante el técnico argentino se abren varias dudas respecto a cómo organizar el equipo. Ante el Espanyol el técnico solo se dejó en el banquillo a dos de los teóricos hombres fuertes, Hugo Mallo y Pablo Hernández, y ambos apuntan a presentarse en el once frente a los griegos.

El Tucu ya dejó claro que en Europa quieren hacer algo importante, nada de ir de paseo, a pesar de la exigencia de los rivales. «Nos ha tocado un grupo duro, con buenos equipos, pero nosotros queremos dar pelea, dar lucha a los mejores. Creo que estamos preparados para ello», comentó a Efe el centrocampista celeste, quien considera al Ajax el rival «más fuerte» pero recuerda que el representante griego y el belga también tienen «experiencia» en la competición continental.

«Son equipos muy fuertes pero nosotros tenemos que afrontar cada partido de la misma manera, sin miedo a nada. Si somos valientes y creemos en nosotros podemos dar pelea a cualquiera».

Y para ganar al conjunto heleno Berizzo también podría recurrir a John Guidetti para la titularidad. El internacional sueco apenas ha tenido protagonismo en Liga, pero fue titular en Lieja. El pasado domingo fue uno de los que presenciaron el encuentro desde el banquillo, y ni siquiera llegó a disputar minutos, ya que el Toto prefirió dar entrada a Rossi en el segundo tiempo. Ante el Panathinaikós Guidetti puede salir de cara en un once con rotaciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

El duelo frente al Panathinaikós abre la puerta a las rotaciones