El duelo de la confirmación celeste

Los vigueses, con Marcelo como principal novedad, necesita ratificar su repunte ante el Espanyol

Alineaciones probables Espanyol - Celta Alineaciones probables Espanyol - Celta

Partido de retos en Cornellá. Para ratificar que el Celta va hacia arriba, para comprobar que la vida también es posible sin el Tucu Hernández y para romper el gafe en el nuevo estadio perico. Ante un Espanyol que más pronto que tarde podría ser espejo de los vigueses. Un equipo controlado por un inversor chino, que ha confeccionado una plantilla importante y con experiencia y que aspira a convertirse en uno de los grandes animadores de la Liga, aunque por el momento viva una situación casi idéntica a la del Celta (suma un punto más).

Superado con éxito el trance del Sporting, la importancia de la visita al Espanyol ?el cuarto partido en 12 días? aconseja moderar las rotaciones en otra semana continental y de tronío (Panathinaikos y Barça serán los próximos rivales) para el Celta. Por eso el único movimiento que parece claro afecta al centro del campo. Hernández está en la convocatoria pero sus molestias físicas recomiendan descanso. Por encima, Marcelo ya está en condiciones de salir desde el principio. Esto significa que habrá permuta de internacionales chilenos sobre el campo y que el doble pivote tendrá un perfil más defensivo que nunca. En parte para contrarrestar a un rival que juega con dos nueves casi pegados y con dos jugadores de banda de verdadera vocación ofensiva.

En defensa también se avecinan movimientos. Jonny debe regresar al once tras descansar ante el Sporting (salió en los últimos minutos) y quizás Hugo Mallo sea el sacrificado para que el jueves pueda cumplir el sueño de debutar en una competición continental. Esta situación podría provocar el cambio de banda de Roncaglia, ya que en la derecha se perfila mucho mejor para central.

En ataque surgen más dudas sobre los cambios. Iago Aspas consiguió marcar su primer gol oficial del curso, Bongonda necesita partidos para terminar de convertirse en el jugador fundamental que el Celta espera y Pione Sisto dio un paso adelante en la segunda parte ante el Sporting. Además, los dos hombres de banda pueden ejercer de puñales a la contra ante una defensa que ha encajado 12 goles en cinco partidos.

Aunque si algo no quiere Berizzo para acabar con el maleficio de Cornellá es un partido abierto y loco. Prefiere apostar por la posesión, aumentar la velocidad de la circulación de balón y ahoga a base de intensidad a un rival que mediante el talonario ha dotado a la plantilla de mucha calidad y experiencia. Para ejecutar ese plan, que parte de la premisa de mantener el músculo defensivo de las dos últimas citas, los celestes tendrán en la figura de Marcelo Díaz a su mariscal de campo. El chileno vuelve después de un mes parado y tras disputar algunos minutos en la recta final del miércoles ante el Sporting.

Su presencia asegura lectura de partido y seguridad en el desplazamiento en largo del balón. Además, dota de más músculo defensivo a la sala de máquinas si al final coincide en el doble pivote con Radoja, una pareja que rara vez comparte protagonismo al mismo tiempo.

Quique Sánchez Flores tampoco se apuntará a la moda de las rotaciones masivas. El técnico del Espanyol solo ha dejado fuera de la lista a Álvaro Vázquez entre los 14 jugadores que utilizó en El Sadar en su triunfo del pasado jueves. Los pericos ahora quieren ser un equipo protagonista que busca la portería rival, pero al mismo tiempo disfrutan corriendo a campo abierto. Un partido entre iguales. En el presente y puede que en el futuro.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El duelo de la confirmación celeste