Papá Guidetti ruge en El Sadar

La Voz VIGO / LA VOZ

GRADA DE RÍO

Jesus Diges | Efe

El delantero firmó una de sus mejores actuaciones con el Celta, pero no tuvo gol

19 sep 2016 . Actualizado a las 05:00 h.

John Guidetti quería dedicar a su hija Nellie Estelle su primer gol de la temporada con el Celta, pero su deseo deberá esperar a pesar de que el sueco cuajó ante Osasuna uno de sus mejores partidos desde que llegó a Vigo. Tras perderse el choque con el Atlético de Madrid y no tener minutos en Lieja, el futbolista nórdico fue uno de los elegidos por Berizzo para asaltar el Reyno de Navarra.

Desde el pitido inicial se le vio enchufado. Era la referencia del equipo en punta y fue una pesadilla para la defensa de Enrique Martín. Los descolocaba, les arrastraba y les ganó la partida en más de una ocasión. El problema fue que el colegiado interpretó -erróneamente- que Guidetti caía en fuera de juego hasta en tres ocasiones echó por tierra su trabajo. El sueco incluso marcó, pero en esa ocasión sí que estaba en posición ilegal.

Por sensaciones y por números el nórdico era un peligro constante para los de Enrique Martín. Dispuso de un tiro que se fue fuera, dio un pase clave y se quedó sin rematar un centro muy colocado de Señé que podría haber cambiado el signo del encuentro. Pero el fútbol es lo que tiene. De nada vale conectar bien con los compañeros, tener un acierto en el pase del 86 % o ganar el 75 % de los duelos aéreos si el balón se niega a entrar. Y ayer, tanto a Guidetti, que estuvo respaldado por Aspas en la derecha y Bongonda por la izquierda, como a sus compañeros se les negó la gracia del gol.