Europa como punto de inflexión para el Celta

El Celta debuta en la competición continental con la exigencia de cambiar el rumbo tras el errático inicio

Alineaciones probables Standard-Celta

vigo / la voz

El Celta comienza a recoger el premio a su excelente temporada pasada. Diez años después el aura de la competición continental vuelve. Y lo hace en un lugar cargado de recuerdos ante un rival conocido. En un partido marcado en rojo por varios factores: el primero, la necesidad de reaccionar después de un pésimo inicio en la Liga. El segundo, la posibilidad de avanzar más allá de la fase de grupos en la Europa League pasa por cosechar un buen resultado ante el Standard de Lieja, en teoría el rival menos potentes de cuantos habitan en el grupo más igualado de la competición. De hecho el entorno de les rouches considera a los vigueses el rival más endeble.

Los célticos respiraron Europa desde primeras horas del día. La expedición viajó por la mañana, instaló su cuartel general en Maastricht y a última hora de la tarde tomaron contacto con el Maurice Dufrasne, el estadio en donde debutarán esta noche.

Ataviado con la vestimenta de cenicienta del grupo y después de una década remando para volver al segundo escaparate continental, los vigueses no quieren tirar la Europa League a las primeras de cambio, pero tampoco nadie esconde que la precariedad en Liga obliga a concentrar la atención en el partido del domingo en Pamplona.

Por eso, y por la condensación de partidos en la que está inmerso el equipo, todo indica que en Bélgica comenzarán a aparecer las rotaciones. Falta por ver qué grado. A priori, de los once que salieron de inicio ante el Atlético de Madrid en la matinal del sábado pasado, solo el guardameta Sergio parece tener asegurada la continuidad. Ya viajó Rubén Blanco, pero sería demasiado prematuro comenzar de nuevo con el baile de la portería. Tampoco será de la partida Marcelo Díaz, que parece recuperado de cara a la Liga.

El gran problema para Berizzo se presenta en los laterales y en la sala de máquinas. Álvaro Lemos es el único jugador que puede reemplazar al tándem de canteranos que habitan en los costados de la defensa y todo indica que tanto Hugo Mallo como Jonny saldrán de inicio, salvo que Roncaglia inicie en banda. Da la impresión que el argentino será titular tras quedar inédito ante el Atlético, para falta por saber en qué lugar.

En el medio campo, Radoja tendrá que multiplicarse y no sería nada extraño que el joven Pape, muy del agrado del Toto, puede tener su oportunidad de cara.

Aunque en la zona en donde se espera más renovación será el ataque, con Rossi, Guidetti y Pione Sisto como grandes candidatos a la titularidad. Falta por ver en qué lugares y con qué cometido.

Para el Standard es un partido de obligada victoria. Para ratificar el cambio de la mano de Aleksandar Jankovic, el entrenador que debutó con triunfo el domingo pasado en Liga, y para encaminar el pese de los valones hacia la segunda fase del torneo ante el que consideran rival más flojo del grupo como han comentado los medios belgas en los últimos días tirando de la situación clasificatoria y del juego discontinuo del cuadro vigués. Los de Lieja también moverán el equipo e introducirán novedades con respecto al revolucionario once que Jankovic puso en escena el pasado domingo.

El equipo belga dio un cambio radical, apostando por la presión y la intensidad ante el Gante, una fórmula que con toda probabilidad repetirán esta noche ante un rival que no renunciará a sus principios e intentarán controlar el partido a través del balón desde el pitido inicial. Berizzo ya advirtió ayer en su comparecencia de ese matiz táctico que podría marcar la contienda.

Los vigueses se encontrarán en este estreno con un escenario adverso, con apenas medio centenar de aficionados celestes animando en las gradas de un estadio con capacidad para 30.000 espectadores. Que se escuchen los célticos sería la mejor señal.

«Venimos de perder tres citas y el partido es muy importante para nosotros»

Una frase resume la comparecencia de Daniel Wass en la conferencia de prensa previa al partido de esta noche. Escoltado por Eduardo Berizzo el danés con pasado en el fútbol francés comentó que «venimos de perder los tres últimos partidos y la cita de Europa League es muy importante para nosotros. Todo el mundo está muy bien, preparado para el partido».

Su comparecencia fue la antesala de la toma de contacto del equipo vigués con el césped del Maurice Dufrasne. Berizzo reunió a los suyos en el centro del campo antes de empezar para recordar el significado de volver a una competición continental después de tanto tiempo.

Los célticos hicieron un trabajo leve para activarse de cara a la cita ante un rival que había entrenador al mediodía y que está convencido de que ha cambiado por completo su dinámica. Lo mismo que necesita el Celta en su nueva visita a Lieja.

«El Celta busca dominar los partidos a través de la posesión»

Adrien Trebel, capitán del Standard de Lieja, manifestó en la víspera de que su equipo reciba al Celta en el Maurice Dufrasne, que el conjunto dirigido por Eduardo Berizzo es el «típico» equipo español que apuesta «por un fútbol combinativo» y que busca «dominar» los encuentros «a través de la posesión».

«Pero nosotros nos tenemos que centrar en lo que tenemos que hacer nosotros y no en la forma de jugar del Celta. Ellos prepararán su partido a su manera y nosotros haremos lo mismo. Somos conscientes de que a ellos les gusta tener el balón, vamos a tener que jugar en bloque para hacerles daño», comentó el centrocampista belga, que considera que deben elevar el nivel de la competición doméstica.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Europa como punto de inflexión para el Celta