Misma presión, distinta propuesta

Celta y Atlético de Madrid, con la intensidad por bandera, buscan su primer triunfo del año

Rossi, dispuesto para Balaídos Rossi, dispuesto para Balaídos

vigo / la voz

Presión. Esa es la palabra mágica. El que mejor la ejerza y el que mejor se desentienda de ella, se llevará el partido. Porque Celta y Atlético de Madrid (Balaídos, 13 horas), con propuestas futbolísticas tan opuestas como resolutivas, beben de la misma fuente, el bielsismo del que mamaron Eduardo Berizzo y Diego Pablo Simeone, y que cada cual aplica a su antojo. El céltico, asumiendo el protagonismo, amando y mimando la pelota. El Atlético, exhibiendo un fútbol de fortaleza, que castiga cada error rival de la manera más cruel.

Pero es la intensidad, la dichosa presión, la que define a los dos equipos. A la hora de entrenar y de jugar. A ella se refieren los banquillos argentinos y a ella se encomiendan. Por eso el partido de este mediodía, al que ambos llegan en busca del primer triunfo de la temporada, está llamado a ser un duelo encarnizado de principio a fin.

El Celta se presenta sin el versátil Orellana y sin Guidetti, que tiene permiso del club por paternidad. Tampoco estará un Marcelo Díaz que todavía no tiene el alta ni Fontás ni Costas, los sacrificados. Sí puede vestirse de corto un Pape Cheikh llamado a coleccionar minutos y que será un recambio para un centro del campo que Berizzo quiere apuntalar. Radoja jugará por delante de los centrales y Wass y Hernández le escoltarán. Tras semana y media entrenando con el grupo, este mediodía podría llegar el debut de Rossi. Situarlo en punta de ataque, con Aspas por la derecha -como en el Calderón en el último partido- y Bongonda por la izquierda puede ser un buena opción para medirse a los de Simeone, que ayer ensayó cambios en su equipo.

Tras empatar con los recién ascendidos Alavés y Leganés, el Atlético de Madrid necesita un revulsivo y el Cholo podría buscarlo con un cambio de sistema. Ayer probó variantes tácticas, y un 4-3-3 con Griezmann, Torres y Carrasco en la línea de vanguardia podría ser la opción elegida en detrimento del 4-4-2 con Gameiro, que irá al banco, y el francés en punta que probó con anterioridad. Esta vez Simeone se deja en Madrid a Augusto Fernández.

Pero más allá de sistemas, una sombra de duda se revuelve sobre ambos equipos: cómo les afectará el virus FIFA. Hasta 17 internacionales dirige el Cholo, y otros ocho Berizzo. En ambos casos, muchos han tenido que cruzar el Atlántico para jugar con sus selecciones y está por ver la factura que les pasa a la hora de jugar, ya que algunos solo han podido entrenar un día con su equipo.

Pero ni tan siquiera las selecciones serán excusa. Celta y Atlético necesitan el triunfo. Tras el fiasco del Leganés y el fútbol de quilates sin premio del Bernabéu, los célticos quieren sumar sus primeros puntos de la temporada. Los necesitan. Para romper la racha, posicionarse en la tabla y de paso tomar confianza de cara a la Liga Europa, que ya está al acecho. Pero los intereses vigueses los comparte también un Atlético de Madrid que, con una plantilla valorada en cerca de 500 millones, ha arrancado el año con más problemas de los previstos

El balón parado

El balón parado de los colchoneros, que tanto daño hizo en el pasado a los célticos, es uno de los factores que pueden inclinar la balanza, pero el Toto Berizzo ya ha alertado a los suyos. Intentarán repetir el partido de Copa del Calderón. Ese en el que los celestes consiguieron el billete para la semifinal a costa de un Atlético que hoy puede buscar la revancha.

Ver cómo afecta el horario es otra de las incógnitas que se resolverán este mediodía. Más allá de la Liga, parece que a nadie satisface un encuentro en plena hora de la comida. Pero los equipos intentarán olvidarse de ello. Bajo la brújula de la presión, buscarán la portería rival en el primer partido tras el anuncio de despedida de Carlos Mouriño.

Berizzo: «Quien sostenga el balón a pesar de la presión comandará»

Eduardo Berizzo gestionará hoy una plantilla en la que deberá tener en cuenta la factura del virus FIFA. Lo reconoció él mismo ayer cuando se refirió a un duelo que exigirá la mejor versión céltica. Quiere un Celta sobrio ante un rival «rocoso, que sufre también por aportar jugadores a la selección, pero que se distingue por su intensidad y su solidez como equipo».

El Toto se espera un encuentro «donde quien pueda hacer circular la pelota con inteligencia evitando la presión rival podrá irse adueñando del partido. Somos equipos muy intensos que presionan sobre el rival, que provocan pérdidas de balón y quites, y quien sostenga el balón a pesar de esa presión rival será quien comande el partido». No se olvida el entrenador de los matices «que tienen que ver con el oficio, con el balón detenido, las segundas pelotas, el uno contra uno». El primer reto de los célticos es que el Atlético no se encuentre cómodo ni circule el balón, justo lo que pretende conseguir el Celta. «Debemos sujetarles en todos sus movimientos y presionarlos para que el balón no circule entre ellos con comodidad y que, por ende, circule entre nosotros con fluidez y dinamismo», destaca el Toto.

Berizzo asume la necesidad de suplir la baja de Orellana y asegura que Rossi está listo para debutar como celeste. «El desafío es meterlo en el ritmo de nuestro equipo». Que asuma su ritmo, su movilidad y la ausencia de pausas entre la creación propia y la destrucción del juego ajeno.

Aunque el Atlético podría modificar su esquema habitual y jugar en Vigo con tres atacantes, Berizzo prevé reforzar el centro del campo. «Imagino a un jugador como Radoja cerca de nuestros centrales. No conformar una línea de cinco, sino que Radoja sea la solución inmediata al doble delantero. El centro del campo necesita agresividad, centímetros y fuerza física».

Sobre su relación con Simeone, Berizzo también se pronunció. «Yo no me enfadé por lo de Augusto, no me enfadé por nada. Comprendo que un equipo como el Atlético contrate a un futbolista muy bueno como Augusto. Peno por perder un futbolista así, pero me alegro porque supimos reemplazarlo. No tengo ningún reparo frente a la contratación de ningún jugador», zanjó el preparador del Celta.

Simeone: «Berizzo consiguió reinventarse con su equipo constantemente»

Simeone tuvo ayer palabras de elogio para Eduardo Berizzo y su capacidad para reconstruir al Celta. «Consiguió reinventarse con su equipo continuamente». «La salida de Augusto la ha compensado muy bien y la de Nolito lo logrará igual, ya que es un equipo trabajado y no depende solo de un futbolista», halagó.

«Plantearemos el partido en consecuencia a lo que tiene bueno el rival y potenciaremos todas nuestras posibilidades. Buscaremos un mejor funcionamiento colectivo para que todos los jugadores respondan mejor en sus respectivos lugares», indicó argumentando que «la presión» durante el encuentro será para ambos equipos. El técnico asume como naturales las críticas por el arranque de la Liga. «Creo que es justa la exigencia y que se nos critique cuando los resultados no se dan. Ante eso tenemos que mejorar y buscar alternativas para que los triunfos lleguen. Hoy tenemos un partido difícil, en un campo importante y ante un rival con dificultades», explicó.

Simeone argumentó que «es normal» que el equipo tenga «necesidades», pero que este factor surge igual en «el tercer partido, en el 16 o en el 19», dejando entrever que siempre hay necesidad de «conseguir la victoria».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Misma presión, distinta propuesta