El debút liguero del Celta en Balaídos llega con derrota. El balón parado volvió a jugar una mala pasada al conjunto de Toto Berizzo en un partido que fue de más a menos para los vigueses. Víctor Díaz adelantó al recién ascendido Leganés tras un saque de córner a falta de quince minutos para el final, tras una segunda parte en la que el Celta perdió el control por completo y los madrileños supieron aprovechar sus bazas.

Los veteranos plagaron el primer once de la temporada. Solo Roncaglia en el eje de la zaga junto a Sergi Gómez y Pione Sisto en el extremo derecho fueron titulares entre los elegidos de Berizzo. El argentino ya había dejado claro su intención de mantener la presión alta y la intensidad en el balón y esa fue la premisa con la que los vigueses arrancaron la temporada en Baláidos. El recién ascendido Leganés se fue creciendo a medida que pasaban los minutos y sendas ocasiones para Guerrero y Timor metieron el miedo en el cuerpo a los vigueses.

La incertidumbre empezaba a hacer sombra al conjunto vigués hasta que Iago Aspas con una fabulosa jugada en el área y Orellana con un disparo suave pusieron a prueba al meta Serantes y devolvieron así la intensidad ofensiva a los celestes. Los vigueses disfrutaban de sus mejores minutos pero los problemas en defensa le seguían generando demasiados problemas para un equipo con aspiraciones europeas.

De nuevo el de Moaña tuvo la oportunidad de oro del primer tiempo para adelantar a los celestes en el marcador tras un pase largo que le permitió plantarse solo ante Serantes. Munuera Montero fue el encargado de tirar abajo esa posibilidad señalando un fuera de juego inexistente. El encuentro iba cambiando de dominador según el minuto. Guerrero en el último suspiro de la primera parte puso la gran ocasión de los madrileños en un mano a mano ante Sergio Álvarez que el de Catoria despejó para salvar el marcador vigués.

Los de Berizzo sufrían en defensa generando demasiado peligro a la hora de sacar el balón jugado. Le faltaba precisión. Iago Aspas tuvo la mejor del partido nada más iniciarse el segundo tiempo. En un mano a mano ante Serantes tras un gran pase en profundidad de Wass, el de Moaña con la zurda, la envíaba fuera.

El ritmo aumentó, al igual que el juego interior en el segundo acto. El Leganés, valiente, trataba de hacerse con el balón. A los vigueses le faltaba definición en el juego y la desesperación se vió en la botas de Iago Aspas con un disparo lejano que se marchaba muy por encima de la meta madrileña.

El Celta no reaccionaba y el conjunto madrileño lo aprovechaba para generar peligro. Berizzo quiso tratar de remediar el desaguisado con un doble cambio. Wass y Sisto dejaron su sitio a Tucu Hernández y Guidetti. Los desajustes celestes en defensa reinaban en Balaídos para enloquecer un encuentro roto para los celestes.

El Leganés sacaba petróleo de los errores celestes aprovechando cada ocasión para tratar de hacerse con el partido. Y el conjunto madrileño aprovechó el talón de Aquiles celeste para adelantarse. Un saque de esquina daba la oportunidad a Víctor Díaz para subir el marcador a falta de quince minutos para el final. El Celta no supo dar con la clave, ni encontrar la claridad ni la fluidez suficiente para hacerse con el primer encuentro de la temporada. Ninguna de las teclas probadas fue la clave en un partido de más a menos para los vigueses que se verán ante el Real Madrid en la próxima jornada. 

Ficha técnica:

0 - Celta: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Sergi Gómez, Roncaglia, Jonny; Marcelo Díaz (Señé, min.76), Wass (Hernández, min.66) Pione Sisto (Guidetti, min.66), Orellana, Bongonda; Iago Aspas.

1 - CD Leganés: Serantes; Víctor Díaz, Bustinza, Mantovani, Rico, Adrián Marín (Machís, min.62); Unai López, Alberto Martín, Timor (Rubén Pérez, min.81); Gabriel y Guerrero (Insua, min.73).

Gol: 0-1, m.75: Víctor Díaz.

Árbitro: Munuera Montero (colegio andaluz). Expulsó a Timor (min.90) con tarjeta roja directa. Además, amonestó a Roncaglia, Hugo Mallo e Iago Aspas por parte del Celta de Vigo, y a Marín por parte del CD Leganés.

Incidencias: partido correspondiente a la primera jornada de la Liga Santander disputado en el estadio municipal de Balaídos ante unos 17.000 espectadores. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

El Leganés estropea el estreno del Celta