«La ilusión que mantiene este proyecto ha sufrido un duro golpe»

Desencantado por la falta de concreción de la ciudad deportiva, el presidente del Celta Carlos Mouriño pone en duda su futuro

;
«El Celta es un equipo saneado pero no rico» El presidente del R.C. Celta, Carlos Mouriño, asegura a La Voz que todas las medidas puestas en marcha en su etapa al frente de la directiva van encaminadas a consolidar al club en la máxima categoría y alejarlo de la etiqueta de club «ascensor»

Feliz por recuperar al Celta en lo económico y lo deportivo, pero contrariado porque su proyecto pueda quedar inconcluso. No poder contar con la ciudad deportiva parece el detonante para que Carlos Mouriño se plantee su continuidad en la presidencia, y aunque por el momento el conjunto vigués no está en venta, son muchos los que se han interesado por su adquisición. En su reflexión considera que sin un recinto para la formación, la entidad no tiene futuro y recuerda que la idea era una parte básica del proyecto que le llevó a la entidad diez años atrás. A mayores, anuncia un beneficio de 13 o 14 millones en el ejercicio que acaba de finalizar.

-¿Con qué se queda de estos diez años al frente de la entidad?

-Cuando vimos la gravedad del club pensamos que no lo podíamos sacar adelante y salió, y hablo de la parte económica. Yo peleé la ciudad deportiva antes del arreglo de Balaídos pero conseguir que se arreglara Balaídos fue un buen éxito y ahora clasificarnos para la UEFA también. En ese tipo de cuestiones sí que hemos recibido alegrías varias y diferentes, como conseguir comprar la sede, pero siempre digo que lo importante no es lo que se hizo sino lo que falta por hacer.

-¿Y qué falta por hacer en su proyecto?

-Quedan muchas cosas por hacer, pero creo que este Celta no tiene futuro sin la ciudad deportiva. Es mi forma de pensar y de gestionar, habrá otros muchos a los que no les importe la ciudad deportiva o que supongan que ese no es un motivo importante para que yo esté con dudas pero en mi caso sí lo es. Mis dudas surgen porque mi proyecto se termina. Repito que no soy resultadista, porque el resultado no es lo que más me atrae, sino el hacer un Celta grande que pueda competir, que tenga muchas más cosas que un equipo de fútbol.

-¿Hay que olvidarse de la ciudad deportiva?

-Desgraciadamente es mi gran decepción, mi gran desilusión. En este momento creo que no tengo ningún motivo de optimismo respecto a la ciudad deportiva, desgraciadamente. Es increíble lo que estamos haciendo con dos campos de fútbol en la cantera, es algo que nadie se puede creer. Cuando nos visita la gente de fuera que viene con muchísima frecuencia a ver nuestros métodos de cantera no puede entender los resultados que estamos sacando con dos campos. Me siento tremendamente frustrado por que una parte del proyecto más importante se vea paralizada por no tener un sitio en donde podamos desarrollar la cualidades de nuestros chicos, que son extraordinarias.

-¿Han llegado a valorar irse a otro municipio u otro tipo de decisiones?

-Tendremos que empezar a ver posibilidades. Hace tiempo que no hemos hablado de ese tema con el Concello, hablaremos de nuevo y si la posibilidad aquí no existe tendríamos que tratar de buscarla en otro lugar.

-¿Siguen apareciendo compradores para el Celta?

-No sé si compradores, pero peticiones de venta sí. De quince días a esta parte recibimos dos más, gente que pregunta si estamos interesados en vender el club, pero como no entramos en negociaciones no sabíamos si podían tener éxito o no, si eran intermediarios o era gente directa que estaba interesada; no hemos dado el siguiente paso.

-Pero se supone que el Celta no está en venta.

-Tengo que ver lo que voy a hacer con mi futuro, y la ciudad deportiva es un tanto importantísimo en mi decisión final, y después de que yo tome mi decisión la segunda será, me voy y me quedo con el equipo o me voy y vendo el equipo, pero no hay otra. Pero primero tiene que ser mi decisión personal, qué voy a hacer yo y qué quiero hacer y con qué fuerzas y con qué proyecto quiero continuar.

-¿Cuánto costaría?

-No tengo ni idea. Ni quise saberlo ni quiero saberlo. Precisamente por eso no entro en negociación con nadie, no tengo ni la más remota idea.

-Seguro que tiene un valor muy importante.

-No lo sé. Una cosa es cuándo quieres vender y otra cuándo te quieren comprar, las diferencias entre las dos cosas pueden ser muy grandes. Nunca me he hecho esa pregunta y no es lo que va a marcar mi decisión para nada. He podido vivir hasta aquí sin la venta del club y puedo seguir haciéndolo, pero mi familia no está aquí. Si yo me voy, habra que ver qué se hace con el club.

-Llama la atención esta reflexión en un momento de ilusión.

-Pero soy realista y no siempre hago lo fácil. No me gusta hacer las cosas fáciles. Siempre he dicho que no soy resultadista, que no voy a estar todas las semanas esperando si el Celta gana o pierde, a mí me tiene que motivar una idea de conjunto, una idea de hacer cosas, cosas de engrandecer un club, no de la parte deportiva solamente, y ahí ya me veo muy topado y entonces no es lo mismo la idea con la que empecé que la que tengo ahora pese a conseguir los resultados tanto económicos como deportivos. La ilusión que mantiene este proyecto ha sufrido un duro golpe.

-¿Con el curso económico finalizado, cuál es el balance de la temporada 15/16?

-Creo que estará alrededor de los 13/14 millones de beneficio y si conseguimos mantener durante algunos años ese beneficio, como estamos consiguiendo ahora, creo que podemos decir que el Celta es modélico en el fútbol.

-¿De los 700.000 euros de deuda concursal que quedan, cuánto se ha pagado?

-Esa deuda, como es el resquicio final y hay varios años para pagarla y no tiene intereses, no la podemos considerar como tal porque, si quisiéramos, en cualquier momento se podría cancelar. Para nosotros no existe deuda.

-¿Hacienda ya no se lleva nada de los fichajes?

-Lo único que queda es el crédito con el Corporativo GES (su grupo de empresas), que lo hicimos en las mismas condiciones de aquello (el convenio concursal), y cuando terminamos de pagar aquello, para no perjudicar al club y porque la auditoría de GES exigía que si no había que provisionar todo el dinero se buscara una fórmula de pago.

-¿Se va a descontar el 20 % estipulado en el plan de pago por la venta de Nolito (3,6 millones)?

-En este momento ese no es el motivo principal. Lo importante es reforzar al equipo. Lógicamente habrá una parte que se dedique al contrato que hay, pero tampoco es imprescindible ni necesario.

«Con el dinero de Nolito podremos mejorar mucho el conjunto»

Carlos Mouriño considera que el Celta todavía no ha tocado techo en lo deportivo y, aunque sigue repitiendo que la permanencia es lo más importante, ve margen de mejora con respecto a lo conseguido. Incide en que su idea es reforzar «muy bien al equipo».

-¿Ha tocado techo este Celta después de lo realizado la temporada pasada?

-Creo que tenemos margen de mejora y vamos a ver si podemos aprovecharlo. Una mejoría que creo que puede llegar en el conjunto. Tenemos un equipo muy joven, cada vez se van haciendo mayores, agarrando más confianza, adquiriendo mayor experiencia y creemos que algunos jugadores van a dar un salto muy importante en esta temporada.

-¿Ve riesgo de que se vaya a debilitar el equipo dado el interés que despiertan muchos jugadores?

-No tengo ningún miedo a eso. El único jugador que nos deja es Nolito y creemos que con ese dinero podremos mejorar mucho el conjunto, aunque a nivel individual nos falte ese jugador desequilibrante como era él. Creo que vamos a tener un equilibrio importante.

-¿Cree que se avecina un año difícil dados los últimos precedentes del Celta en competición europea?

-Nosotros estamos tranquilos, creemos que las cosas se están haciendo bien, tenemos una pauta marcada y creo que puede dar resultados como los hemos conseguido hasta ahora.

-¿Van a buscar un sustituto para Nolito?

-En estos momentos no hay jugadores de esa calidad para ese puesto determinado, pero sí creemos que el equipo puede salir reforzado con los fichajes que hagamos. Nuestra idea es reforzar muy bien el equipo.

-¿Hay ofertas por Jonny?

-Directamente no tenemos nada por Jonny. Hemos recibido una de un equipo que fue rechazada rotundamente por el propio jugador. Encima de la mesa no tenemos ni una sola oferta por ningún jugador del Celta a día de hoy. Tuvimos unos meses atrás un par de ellas sin concretar, preguntando si estábamos dispuestos a negociar, y cuando dijimos que no quedó totalmente anulado.

-¿Saldría algún jugador por menos de la cláusula?

-No saldrían nuestros jugadores clave, pero sabemos que hay futbolistas por los que no se va a pagar la cláusula, que no tienen ese valor en al día de hoy y por los que podríamos negociar en algunos casos. Pero de los clave ninguno saldría por un precio inferior a la cláusula de rescisión.

-¿Qué tipo de jugadores buscan en el mercado?

-Creemos que debemos seguir apostando por la mezcla que tan buenos resultados nos dio, jugadores con proyección de futuro pero ya consolidados y jugadores nuevos que puedan adquirir un valor y que puedan ayudar muchísimo al club en lo deportivo. En esa mezcla es donde están los temores. Es difícil acertar casi siempre y sabemos que cuando haces cambios y viene algún jugador, tienes la incógnita de la adaptación, de cómo se va a producir.

-¿Cuál es el presupuesto para fichajes?

-No tenemos un dinero determinado porque dependerá de lo que se traiga. Podemos conseguir muy buenos jugadores, y si los conseguimos más baratos, no por tener el dinero vamos a sobre pagar jugadores. Eso es una cosa de mercado, nosotros ofreceremos hasta donde creamos que vale el jugador y a partir de ahí ni un euro más. Tenemos la facilidad de que si se necesitara se podría llegar a algún endeudamiento del club porque todos los años estamos dando beneficios. No tenemos ninguna cantidad fijada.

-Se habló del fichaje de algún jugador extracomunitario, ¿teniendo en cuenta que no hay cupo, se estudia la posibilidad de que pueda salir alguno de los chilenos?

-En principio no, creo que el equipo está bien conformado y que con los refuerzos que traigamos podemos mejorar y que no queremos prescindir de ninguno de nuestros jugadores. Otra cosa es que vengan ofertas y las estudiemos. 

«En implantación social estamos como el Éibar y el resto nos saca tres y cuatro millones»

El presidente del Celta defiende su criterio en la polémica subida de los abonos. Primero cuestionando el baremo utilizado para el epígrafe de implantación social y descubriendo que por ese apartado su club cobra casi lo mismo que el Éibar. Precisó que la LFP solo tiene en cuenta lo recaudado por taquillas y socios así como los pinchazos de los partidos del equipo en el extranjero.

Con este paraguas Mouriño Atanes explica que «para nosotros el recaudar menos por socios nos representa casi tres millones menos que cualquier otro equipo. ¿Nosotros en este momento podríamos prescindir del aumento de los socios? Posiblemente sí, pero ¿podemos prescindir del aumento de los socios más lo que nos dejan de pagar por no tener ese aumento? Posiblemente no. Tenemos que partir de una idea clara, un equipo saneado no es un equipo rico. En estos momentos vamos a disfrutar de dos años en los que podemos competir con muchos de los equipos españoles, pero a partir de ese momento como no tomemos las medidas que estamos tomando la diferencia va a ser abismal a favor de los demás».

Como ejemplo explicó que «nosotros en implantación social estamos poco más arriba que el Éibar y el resto de los equipos nos saca una diferencia de tres y cuatro millones, porque cobran más a los socios de lo que estamos cobrando nosotros».

Al mismo tiempo califica de «injusto» que «después de años con el mantenimiento de los precios con la única revisión del IPC ahora se nos diga que somos unos abusadores».

Admite, no obstante, que el mensaje enviado a los socios, y cómo se hizo, pudo no ser el mejor. No culpó al departamento de márketing, que desde su punto de vista reportará mucho al club.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
13 votos
Comentarios

«La ilusión que mantiene este proyecto ha sufrido un duro golpe»