El club cierra el primer semestre con 3,8 millones de beneficio

El coste de la compra de jugadores asciende a 17 millones esta temporada


vigo / la voz

El Celta funciona como una máquina perfectamente engrasada en su apartado económico. Así lo confirmaron las cifras que ayer desgranó Carlos Mouriño, que sin embargo, también dejó caer deberes para el futuro: mejorar su cifra de negocio.

La deuda

Faltan 700.000 euros

Mouriño se felicitó ayer de que «a día de hoy la deuda cero ya es real no solo en el punto de vista económico, sino también contable. La única deuda que queda de todo aquel concurso son 700.000 euros a pagar en cuatro años. Es decir, que prácticamente no existe deuda y el Celta discurre con finanzas saneadas y sobre todo muy equilibradas».

Primer semestre

Un beneficio de 3,8 millones

El Celta ya maneja los números de los primeros seis meses del actual ejercicio económico, y son en clave positiva. «Hemos cerrado con un beneficio neto de 3.820.000 euros», aclaró el máximo accionista del club.

Fichajes

Un coste de 17 millones

El Celta se ha reforzado notablemente para esta temporada, y el coste de los jugadores que han llegado asciende a casi 17 millones de euros. De ellos 5 se corresponden al fichaje de Beauvue y, por lo que trascendió en su momento, alrededor de 2 millones por Marcelo Díaz. Wass, Guidetti y Iago Aspas también llegaron esta campaña.

Ingresos

Comercialización

Aunque los números actuales son positivos, Mouriño alertó de cara al futuro señalando que el Celta maneja peores cifras de negocio que un buen puñado de clubes, y que en el momento en que otras entidades logren, como el Celta, la deuda cero, el panorama será más complicado. Tras analizar los datos de los 12 equipos que han presentado sus cifras de negocio ante la Liga, «el Celta es el que menos ingresa junto al Córdoba en comercialización y publicidad. Equipos como el Deportivo, el Málaga, la Real Sociedad, el Villarreal, o el Espanyol... son tremendamente superiores a nosotros. Tenemos que tener cuidado hacia el futuro». Para mejorar en ese apartado, el Celta ha fichado a Maruxa Seoane como nueva directora del departamento.

Abonados

Bajos ingresos por carnés

Los bajos ingresos por comercialización y márketing tienen su continuidad en el capítulo de abonados, donde el Celta es junto al Villarreal, el club que menos recauda de los doce revisados. «El Celta recauda 3.793.000 euros. Es el que menos recauda después del Villarreal, que recauda lo mismo. Pero el Córdoba recauda 4.728.000 euros, el Deportivo 5.500.000 y el Espanyol, 6,9 millones. El sacrificio que hacemos para mantener los precios bajos es enorme y se ve aquí y se nota», subrayó Mouriño.

Nueva sociedad

Afouteza y corazón

El Celta ha puesto en funcionamiento una nueva sociedad denominada Afouteza y Corazón participada al 100 % por el club y que será la encargada de gestionar cualquier tipo de negocio del club, desde las cantinas o la tienda de Balaídos o la tienda, la cafetería, la policlínica y el posible restaurante de la futura sede. Operará de manera independiente y deberá ser rentable. Las obras del Mercantil siguen a la espera de licencia, y en el mejor plazo, estaría listo en enero.

Reparto TV

De 33 a 40 millones

Mouriño, que destacó que «la Liga lo está haciendo de maravilla», tras haber tenido fricciones anteriormente, señaló que esta campaña cobrará de derechos de televisión unos 32 millones y la próxima «sobre 40». Ese incremento lo atribuye a que en su momento Celta, Espanyol y Real Sociedad dijeron no al contrato que ofrecían Liga y Mediapro, forzando una nueva oferta mejorada para los clubes.

«Lo que hizo el Barcelona no fue de un club amigo»

Hace dos semanas, en la visita del Celta al Camp Nou, se escenificó la tensa relación que existe entre la dirección del club vigués y la del Barcelona con la ausencia del consejo de administración que preside Carlos Mouriño en el palco. Ayer, por primera vez, se pronunció el máximo accionista celeste.

«Nadie está por encima de la institución y nunca se tomará ninguna decisión sin pensar en la institución. El problema con el Barcelona no nació de la negociación con Nolito, vino de principio de liga cuando, con los matices que el Barcelona trató de ocultar, no se comunicó con nosotros por el fichaje [del infantil Anwar]. Nosotros nos enteramos de que el niño estaba en Barcelona y nosotros tuvimos que llamarles», desgranó Mouriño. Para el mandatario celeste, ese gesto «no lo hace un club amigo como dice el Barcelona que es. Lo lógico era que nos llamara y dijeran: ?Nos interesa este jugador, ¿qué podemos hacer??».

El presidente desveló que en la primera vuelta ya no se había celebrado la tradicional comida de directivos en Vigo, pero que fueron correctos y no les negaron el acceso al palco. «No nos gustó su actitud, no fue la actitud de un club amigo. Luego nos ofrecieron un contrato, pero francamente, ya no. Esas ya no eran horas de que nos ofrecieran lo que consideraban para que estuviéramos callados. No era nuestra forma. Ni salir a publicarlos».

Tras exponer el origen del conflicto, Mouriño proclamó que «somos un equipo muy modesto, pero tenemos un gran orgullo. Para nosotros, pertenecer al Celta es lo máximo que hay y defenderemos al Celta aunque nos quedemos solos. Pero siempre defenderemos a la institución. No nos importa que sean grandes o chicos. Haremos lo que consideremos en beneficio del Celta», concluyó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

El club cierra el primer semestre con 3,8 millones de beneficio