Emery ve el choque de Balaídos como «una pequeña final contra un rival directo»

«Hay que mantener el quinto puesto ante un rival que nos lo puede arrebatar», dice el técnico del Sevilla

La asignatura pendiente de Emery El técnico del Sevilla quiere que en Balaídos los suyos ganen por primera vez lejos de casa 

El entrenador del Sevilla, Unai Emery, ha afirmado sobre el partido de Liga que jugarán el domingo en Vigo ante el Celta que es «una pequeña final ante un rival directo», en alusión a la lucha por ocupar puestos europeos. «Ellos nos ganaron en casa -en la primera vuelta de la Liga (1-2)-, ahora les sacamos dos puntos y es una pequeña final. Después de ser últimos y ser ahora quintos, mantenernos es nuestro mayor reto. Queda Liga, pero mañana hay que mantener el quinto puesto ante un rival que nos lo puede arrebatar», ha relatado el guipuzcoano en la sala de prensa de la ciudad deportiva sevillista.

Emery ha asegurado que el Celta, desde el retorno a Primera, «cambió a mejor con Luis Enrique, y Berizzo le ha dado continuidad a ese cambio. El año pasado allí -Balaídos- no fuimos capaces de ganarles. Allí no ha ganado el Barcelona». «Espero al mejor Celta, con sus cualidades. Saben de la relevancia de tres puntos que ya no van a volver y también saben que el golaverage es importante. Mañana necesito a once gladiadores en Vigo. Tenemos que correr y jugar al fútbol más que ellos», ha destacado.

Emery ha comentado que su equipo ha «crecido mucho», ha «aprendido de las experiencias, de jugar cada tres días» y que han «sido capaces para ser siempre exigentes, para saber que hay que jugar al máximo para ganar». «Confío en el equipo. Ya sabe que ahora tenemos otro reto y, además, sabe que fuera de casa no hemos ganado todavía. Por eso nuestra motivación debe ser muy alta. Tenemos mañana una oportunidad para romper esa racha», ha subrayado.

Emery ha asegurado que los celestes  «estarán motivados, también por su situación liguera y por jugar en casa, independientemente del partido del jueves -semifinales de la Copa del Rey entre ambos conjuntos-». «Voy a respetar al Celta hasta el final de las semifinales. Me centro en el partido de mañana, ya hablaremos de la vuelta», ha precisado. «No sé si el 4-0 -logrado por el Sevilla el pasado jueves en el Sánchez Pizjuán en la ida de Copa- cambiaría el planteamiento para mañana. Quiero el máximo rendimiento», ha destacado.

En este sentido, el entrenador del equipo andaluz dice que tomará «la decisión de ver quién está mejor para jugar. Se puede estar bien físicamente, pero igual le falta a alguno para rendir al cien por cien». Emery se ha referido también a la marcha del delantero francés Gaël Kakuta al fútbol chino, que se oficializó en la noche del viernes, y ha argumentado que «ha estado lesionado, venía como un jugador importante y ahora estaba bien».

«Queríamos darle continuidad, pero un club chino -Hebei Fortune- ha hecho una inversión buena para todos. Le deseamos lo mejor en esta nueva aventura, con la pena de no haber podido disfrutarlo», ha apuntado. 

La convocatoria

Emery cuenta con todos sus futbolistas salvo los lesionados de larga duración Krychowiak y Pareja. Están a su disposición los dos refuerzos de invierno en el Sevilla: el central argentino Federico Fazio y el lateral derecho portugués Diogo Figueiras.

El entrenador sevillista tendrá que estudiar sus alineaciones para este doble enfrentamiento en Balaídos en cuatro días y más cuando tiene a tres jugadores a una tarjeta de ser sancionados en la Copa: los centrales Adil Rami y Kolo, y el centrocampista N'Zonzi, quienes podría jugar este domingo y, en cambio, ser reservados el jueves.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Emery ve el choque de Balaídos como «una pequeña final contra un rival directo»