La Voz

Lleva siendo el nombre del verano en Vigo desde hace meses y ante el Rayo decidió hablar sobre el campo, a base de goles. Nolito fue el gran protagonista de la victoria del Celta en Balaídos (3-0) ante el Rayo Vallecano, con un doblete que coloca al conjunto celeste en lo más alto de la liga. Fontás fue el autor del tercero Seis puntos de seis, dos victorias en dos partidos, cinco goles a favor y solamente uno en contra. Todo marcha en Vigo.

El comienzo del partido se asemejó mucho a lo ocurrido el pasado fin de semana en el Ciutat de Valencia. El Celta comenzó muy metido en el duelo, con personalidad, mandando en la posesión y dejando al Rayo a merced de su mayor talento.

Cuando el partido todavía estaba escribiendo su historia llegó la jugada clave del choque. Un magnífico pase de Orellana en el minuto ocho dejaba a Wass mano a mano con Toño, el danés regateaba con mucha calidad al guardameta del Rayo, que derribaba al celeste cuando ya se disponía a batirle a puerta vacía. El árbitro Martínez Munuera decretaba penalti y expulsaba al guardameta del Rayo. Igual que la pasada semana, el Celta jugaría en superioridad numérica gran parte del partido. Nolito no falló desde los once metros y engañó a Juan Carlos, que había ingresado en lugar de Bebé.

Desde entonces, el Rayo Vallecano cedió definitivamente la posesión al conjunto de Berizzo, que se encontraba con el partido totalmente de cara con más de ochenta minutos por disputarse. Pronto, el caudal de ocasiones comenzó a sucederse sobre la meta rayista. Iago Aspas en dos ocasiones y Nolito pudieron anotar el segundo mediada la primera parte, pero se encontraron con la buena respuesta de Juan Carlos, que realizó tres intervenciones de mérito en este primer acto.

El Celta mandaba y se gustaba. La calidad de Augusto y Wass, la clarividencia de Orellana y la movilidad constante de Nolito e Iago Aspas ponían en jaque a un Rayo Vallecano que se veía superado. Por si no tuviera suficientes problemas Paco Jémez, Zé Castro se lesionaba muscularmente a la media hora de juego y Amaya tenía que ocupar su lugar.

El conjunto madrileño apenas tenía argumentos para inquietar el área de Sergio, solamente a través del balón parada era capaz de generar peligro, especialmente con el juego aéreo de hombres como Manucho o el propio Amaya, que ganaban todos los saltos, pero sin acabar de concretarse en ocasiones de gol.

Llegaba el descanso con el Celta siendo muy superior a su rival, pero el partido seguía con un marcador ajustado y totalmente abierto. Pero las dudas y la incertidumbre duraron poco. A los cuatro minutos de la reanudación Nolito encaró a Diego Llorente desde la izquierda, se internó en el área y su disparo acabó golpeando en Amaya, despistando a Juan Carlos y marcando el segundo de la noche.

Quedaba más de media hora y el partido parecía claramente decantado, pero el Rayo se empeñaba en lo contrario. Pudo meterse en el partido el cuadro de Jémez, primero con un disparo envenenado del gallego Roberto Trashorras que se marchó cerca del palo derecho de Sergio y, posteriormente, tras una jugada por banda derecha de Lass que metió un gran centro que cabeceó Manucho en fuera de juego.

Un gran disparo de Orellana con la derecha que sacó Juan Carlos con una magistral intervención pudo haber supuesto el tercero para un Celta que no quiso hacer mucha más sangre contra un rival entregado a la derrota. Fue tiempo para el estreno en Balaídos de Guidetti y también para una enorme ovación del público a Daniel Wass tras ser sustituido. La afición celeste ya se frota las manos ante el talento, fútbol y entrega que derrocha el nuevo fichaje danés este verano.

Practicamente en el descuento llegaría el tercero del Celta. La pizarra de Berizzo se puso a funcionar y en el saque lateral de una falta, Nolito ejecutó el balón parado con un centro raso al punto de penalti que remató con la zurda Fontás para poner el tercero. Balaídos se convirtió en una fiesta. Buen juego, goles, victoria y liderato. Llega el parón y Vigo sonríe de ilusión desde lo más alto de la tabla.

Ficha técnica:

3 Celta de Vigo: Sergio Álvarez; Hugo Mallo, Cabral, Fontás, Jonny (Planas, min.69); Augusto Fernández, Tucu Hernández (Guidetti, min.78), Wass (Radoja, min.86); Orellana, Nolito y Aspas.

0 Rayo Vallecano: Toño; Quini, Llorente, Zé Castro (Amaya, min.23), Nacho; Lass, Raúl Baena, Trashorras, Bebé (Juan Carlos, min.9); Ebi y Manucho (Miku, min.71).

Goles: 1-0. m.9: Nolito de penalti; 2-0. m.49: Nolito; 3-0. m.87: Fontás.

Árbitro: Martínez Munuera (colegio valenciano). Expulsó al portero visitante Toño (min.8) con tarjeta roja directa. Además, mostró tarjeta amarilla a Augusto Fernández y Jonny por parte del Celta de Vigo, y a Manucho y Trashorras por parte del Rayo Vallecano.

Incidencias: Encuentro correspondiente a la segunda jornada de la liga BBVA disputado en el estadio municipal de Balaídos ante espectadores, según anunció el club vigués.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

El Celta gana al Rayo y se pone líder con un doblete de Nolito