Charles: «Sabía que el entrenador no confiaba mucho en mí»

El brasileño se despide del Celta diciendo que lo mejor era cambiar de equipo


Vigo

Charles Dias se despidió del celtismo un día después de anunciarse su salida al Málaga, pendiente de que pase el reconocimiento médico y de la firma del nuevo contrato. El delantero ya excéltico se marchó admitiendo que «el entrenador no confiaba mucho en mí» y que dada su situación «lo mejor era salir».

El delantero brasileño dijo adiós desde la sinceridad: «Dadas las circunstancias del fútbol tenía que salir. No podía estar otro año como el pasado, sabía que el entrenador no confiaba mucho en mí, aunque solo tengo palabras de agradecimiento», comentó a los micrófonos de Radio Vigo, en donde también desveló que dada su situación tuvo una conversación con Berizzo y con el club y que todo fueron facilidades para dejarle marchar: «Hable con él y lo entendió, el Celta también me entendió y yo entendía también su actitud».

En este sentido recordó que el último había sido un año difícil, porque pasó de titular con Luis Enrique a suplente con el Toto: «Fue un año difícil como siempre decía, pero no me quedaba otra cosas que trabajar. El entrenador tenía sus opciones y yo tenía que aceptarlas, solo tengo palabras de agradecimiento a todo el mundo en el Celta».

Y una vez con el plácet de Praza de España para buscar una salida, su primera opción fue en todo momento el Málaga: «No fue fácil, pero lo mejor para mí era una salida. Cuando uno no se siente importante en un sitio, debe intentar serlo en otro». A La Rosaleda llega con el aval de Javi Gracia, el técnico que lo tuvo en el Pontevedra y después en el Almería, en donde marcó 32 goles para el ascenso rojiblanco. «El entrenador siempre me ha sacado bastante rendimiento en las temporadas en las que hemos estado juntos. Habló conmigo y espero ayudar con mi trabajo y mi humildad de siempre. Voy a darlo todo y con trabajo seguro que los goles van a llegar».

Charles se marcha del Celta sin ningún reproche, sino agradecido y con buenos recuerdos. «El Celta es un club importante, serio y para mí han sido dos años muy importantes», incluso admite que le costó tomar la decisión porque su mujer estaba muy a gusto en Vigo y su hijo nació en la ciudad. «La verdad es que me costó, pero dadas las circunstancias tenía que salir». De cara al futuro aventura que el Celta seguirá creciendo al mismo ritmo: «Es un equipo que va a crecer mucho, es un club que cada día que pasa crece muchísimo».

Su último recuerdo en la Cadena Ser fue para los aficionados «que siempre se ha portado muy bien conmigo desde el primer día que llegue. La verdad es que me duele salir un poco de esta manera, pero es fútbol, los jugadores pasan y el clubes se queda, yo le deseo todo la suerte del mundo a este club». La próxima temporada llegará a Vigo vestido de boquerón. Le esperan dos años en la Costa del Sol.

«Lo mejor era salir. Si no te sientes importante en un sitio debe intentar serlo en otro»

Otro verano sin el Ciudad de Vigo en cartera

El Ciudad de Vigo tampoco se celebrará en el 2015. El torneo que tradicionalmente servía de presentación oficial para el Celta cada verano, no está calendado en esta ocasión, lo que hace pensar que ha pasado a la historia. A día de hoy, y a la espera de unos datos concretos que se demoran en exceso, los célticos tienen previsto disputar tres amistosos en Alemania, uno en Austria y otro en un país europeo por desvelar, además de un partido en Vigo, el del Memorial Quinocho. Todo lo demás, serían añadidos de última hora en caso de existir.

Será el tercer año consecutivo sin el Ciudad de Vigo, que vivió su última entrega en el 2012 con un final marcado por la polémica, ya que se utilizó un trofeo de ediciones anteriores, lo que unido a la falta de pago del Concello (quien ostentaba la organización) han llevado al Celta a dejarlo en el olvido después de haberse disputado de un modo ininterrumpido durante 41 años, entre 1971 y el 2012.

Durante este tiempo, con una mayoría aplastante de triunfos locales (21), el trofeo se había disputado como triangular, cuadrangular o a partido único, versión que quedó institucionalizada en el 1997 tras alguna prueba anterior. Durante este tiempo siempre había sido utilizado como escaparate para ilusionar a la afición de cara al futuro, incluso durante años se cuidaron detalles como la presentación, que en los últimos tiempos se había convertido en un trámite.

Con el Galatasaray en Austria

Por otra parte, trascendió en la jornada de ayer que el Galatasaray será el rival del Celta en el partido que tiene previsto jugar en Austria como parte de la gira europea. El dato trascendió en Turquía sin que el conjunto gallego lo confirmase. Oficialmente el Celta quiere cerrar todo el paquete de sus diez días en territorio germano antes de dar a conocer los pormenores. Por el momento se conocen dos de los cuatro amistosos (el otro lo anunció en Nuremberg) en su página oficial. A nueve días vista del regreso del plantel céltico aún no se han hecho oficiales los partidos a disputar ni cuál será el lugar de concentración en Alemania.

Del mismo modo está pendiente de conocer quién será el rival del Celta en el Memorial Quinocho, que será el único partido amistoso en suelo vigués. Las fechas que se barajan en este caso son los dos primeros fines de semana del mes de agosto.

Fede Mancuello pide salir de Independiente pero los celestes no buscan pivotes

El guiño de Federico Mancuello parece que ha llegado tarde. El centrocampista de Independiente que sonó con fuerza para el Celta a finales del mes de mayo reclamó a su actual club que le facilite la salida, aunque su destino difícilmente será el Celta salvo que se produjese alguna venta para el centro del campo, ya que los celestes consideran que tienen la zona de creación completa y que no se producirá ninguna entrada en esa demarcación.

Mancuello comentó en Argentina que «uno tiene que ser consciente de las etapas y de los momentos. Creo que es el momento de partir, pero me manejo con mucha tranquilidad», para explicar a continuación que «hoy todavía no hay nada concreto sobre mi futuro. Se hablan muchas cosas, pero tengo la tranquilidad de estar en el lugar donde elegí estar», comprometiéndose a ayudar hasta el último día pero dejando claro que su club actual debe tener sensibilidad si llega alguna oferta concreta.

El Celta había sido el equipo que más se había interesado de inicio, pero al no fructificar las negociaciones cambió de rumbo y apostó por fichar a Daniel Wass.

Sergi Samper

Otro centrocampista que ha sonado en las últimas horas como opción para el Celta, según la Radio Galega, ha sido el barcelonista Sergi Samper, una de las joyas del descendido Barcelona B, un jugador que según las mismas fuentes vendría avalado por García-Bayón. Sin embargo, además de no tener plazas de mediocentros libres, los vigueses no son proclives a los jugadores cedidos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Charles: «Sabía que el entrenador no confiaba mucho en mí»