Del sufrimiento inicial a rentabilizar una forma de entender el juego

Después de sufrir en los primeros minutos, los vigueses impusieron su muestrario: juego combinativo, intensidad defensiva, duelos individuales, un Krohn-Dehli estelar y la vuelta al gol de los dos delanteros


redacción / la voz

Después de sufrir en los 20 primeros minutos, el Celta impuso su muestrario. Juego combinativo, intensidad defensiva, duelos individuales, un Krohn-Dehli estelar y la vuelta al gol de los dos delanteros. Los condimentos, a la par que el partidazo de Sergio para que los vigueses volvieran a ganar los dos clásicos, algo que no sucedía desde el curso 06/07.

Novedad

Oportunidad para Charles en un 4-3-3. Fue la única novedad en el once con respecto al Atlético de Madrid en detrimento de Larrivey. Volvió con el trabajo a destajo y por encima con un gol vital en el arranque del segundo tiempo. Falló la ocasión más clara del primer acto para el Celta pero no se vino abajo. Como se aventuraba, los vigueses volvieron a su sistema matriz, aunque con Krohn-Dehli, inmenso, descolgándose.

Inicio del rival

El Dépor se apuntó a la presión y a la intensidad. Respondió al Celta con sus mismas armas en el arranque de partido, lo que desconcertó al rival. Fue más agresivo, se llevó los balones divididos y asustó a los vigueses, a los que incluso llegó a encerrar en la cueva en alguna momento. Los visitantes comenzaron a crecer a partir del minuto 20 para hacerse ya con el control del partido.

A más

Por la hoja de ruta desde el minuto 20. Tan pronto el conjunto coruñés tuvo que levantar un poco el acelerador de la presión los vigueses comenzaron a tocar el balón, a aumentar puntos la posesión del balón y a llegar a los dominios de Fabricio. A cambio, el Dépor encontró a la contra espacios en las bandas e intentó mantener el pulso con sus centros laterales, que sembraron el miedo, pero no hicieron daño.

Delanteros

Los nueves marcaron juntos por primera vez. Larrivey llevaba en blanco desde el 1 de noviembre en el Camp Nou, en la última victoria viguesa a domicilio, y Charles solo había anotado en Liga en Getafe (gol sin rédito). Ayer fueron los nombres propios del derbi. El primero al culminar un ataque coral y el segundo al aprovecharse, por testarudo, de un fallo de Lusinho. El tridente del Celta vuelve a estar enchufado.

Momento de duda

Un equipo céltico descosido con el 0-1. El Celta tuvo su principal momento de duda con el 0-1, justo cuando mejor parecía pintar el panorama. Le faltó aplomo para dar pausa al partido y entró en el correcalles que más le convenía al Dépor, entonces más impetuoso. En ese momento se echó en falta a un futbolista que tuviese el balón e intentase adormecer el partido. Salió indemne.

Portero

Sergio Álvarez vuelve a su mejor versión. En el cómputo global de los dos derbis, la actuación del portero de Catoira ha sido clave. Ayer tuvo paradas antológicas con el partido abierto, tanto en el primer como en el segundo acto. Especialmente dos en la misma jugada, que acabó en el palo.

Apuesta

Marcas individuales sobre los coruñeses. El Celta no cambió su idea de las batallas individuales. Los defensas tuvieron trabajo de asignación y terminaron imponiéndose en los diferentes duelos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Del sufrimiento inicial a rentabilizar una forma de entender el juego