La suplencia ante el Celta agotó la paciencia de Iago Aspas

El moañés tuvo que conformarse con ver desde el banquillo la victoria sevillista

Una cámara captó el enfado de Aspas en el banquillo.
Una cámara captó el enfado de Aspas en el banquillo.
la voz

Cabreado. Así acabó Iago Aspas el partido que enfrentó al Sevilla, su equipo actual, y al Celta, el club de sus amores. Las cámaras del programa El día después recogieron el enfado del atacante por no poder disputar minutos ante su exequipo. Y es que el moañés tuvo que conformarse con ver desde el banquillo la victoria sevillista, un triunfo que no evitó que el jugador cuestionase los cambios de Unai Emery.

Si algún partido de Liga era especial Aspas, ese era el del Celta. Emery no le incluyó en el once titular y a la hora mover el banquillo, aunque fue uno de los hombres que calentó, tampoco le dio entrada. Tras haber vivido con cierta tensión y muchas expectativas el encuentro, la paciencia de Aspas se colmó cuando en el minuto 69 el entrenador decidió que Gameiro era el hombre adecuado para sustituir a Bacca. Fue entonces cuando Aspas se encaminó al banquillo y tras patear el suelo y sacarse las botas lanzó un «¡Siempre los mismos cambios, hombre!» que su compañero y también excéltico Denís Suárez intentó apaciguar. El de Salceda hizo un gesto a Aspas para que se calmase, aunque eso no mitigó el enfado del delantero, que continuó el resto del partido con cara desencajada.

Ayer era su entrenador, Unai Emery, el que sacaba hierro al asunto. «Es normal que se enfade, era su Celta. Contextualizo el momento y naturalizo el gesto que tuvo. Pero su comportamiento diario está muy por encima de un gesto puntual. Hemos hablado y él, ya en frío, sabe perfectamente que un entrenador toma las decisiones en función de cómo va el partido». El técnico añadió que «a Aspas le está costando entrar. Con partidos más exigentes su rendimiento todavía tiene que ir a más», aunque ayer en Sevilla ya había quién señalaba que el moañés vería bien salir en el mercado de invierno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

La suplencia ante el Celta agotó la paciencia de Iago Aspas