El Celta sucumbe ante el Athletic y ahonda en su crisis

El equipo de Berizzo pierde su identidad ante un rival que explotó a Aduriz y la flojera defensiva celeste


La Voz / Redacción

La tarde de Reyes se le atragantó al Celta en forma de goleada. La Copa, que podía ser el revulsivo para un equipo con menos resultados que juego, en pleno bache goleador y de victorias, se tornó en un revolcón. El Athletic hizo poco más que los vigueses pero anotaron cuatro goles. En tres de ellos participó Aduriz, que demostró su condición de jugador más determinante del equipo vasco. En todos, fue decisiva la flojera defensiva de un Celta desnortado por los cambios de Berizzo, y en el que, más que el resultado, esta vez preocupó la pérdida de la identidad que venía mostrando un equipo vibrante al que el gol y la victoria le dieron la espalda en las últimas fechas.

Ganó el que menos fallos cometió. El público de Balaídos asistía incrédulo a un festival de gazapos en defensa que provocaron los seis goles. El talento siguió de vacaciones. Brillaron el oficio tremendo de Aduriz, la pugna sin fin de Jonny, la rabia puntual de Augusto. Orellana y Muniain fueron intermitentes y en ese panorama floreció el Athletic de Valverde, irregular en su juego, frágil en defensa pero más acertado de cara al gol. No quería encajar Berizzo para tener opciones en la vuelta y visitará San Mamés con cuatro goles en el saco que ponen muy cuesta arriba los cuartos de final.

En un cuarto de hora quedó definido el choque. La alineación de Berizzo sonó extraña por los nombres pero el esquema era el habitual a pesar de los tres centrales en la planilla: Planas hizo de Nolito (lesionado y fuera de la lista) y David Costas de lateral izquierdo. Pasó un mal rato el canterano hasta que fue expulsado en el tramo final del partido. Pero dos jugadas a balón parado mataron las intenciones del Celta. Ambas jugadas, calcadas: balón al segundo palo, toque hacia el interior del área y empuje a gol. Aduriz fue el centro de estas acciones: asistió a Mikel San José en la primera y fusiló en la segunda. Entre medias, Álex López rompía la sequía del Celta rematando (también solo ante la pasividad defensiva vasca) una gran maniobra de Augusto por la derecha.

A los 15 minutos la cosa iba 1-2 y se veía que el Celta no carburaba. El Athletic apretaba en el centro del campo, donde el canterano Borja llevaba la manija en lugar de Radoja y Krohn. Los centrocampistas del Celta recibían siempre de espaldas y no podían girarse. El resultado fue que Cabral y su balón largo se convirtió en el principal recurso. Por ahí se atascó la creatividad del Celta y el Athletic manejó mejor el resultado a favor, a pesar de sus limitaciones. Faltaba la fluidez del Celta, que sufría para llevar la pelota a Orellana. El chileno se desencadenó de la banda y apareció por todo el frente de ataque, con un Planas perdido en su rol de atacante.

El descanso no solucionó nada. El Athletic, que tuvo más pelota que el Celta en el primer acto, se asentó mejor en su campo y apenas sufrió en todo el segundo tiempo. El equipo de Berizzo fue más enérgico pero dejó espacios. Sólo un grueso error de Balenziaga en un inexplicable despeje permitió a Charles hacer el 2-2. Soñó el Celta con la reacción pero le faltó el fútbol de costumbre. Berizzo optó por relevar a Orellana y Augusto, dos de sus mejores hombres, y la expulsión de David Costas finiquitó toda opción. Antes, otra indecisión de la zaga celeste con un despeje impreciso en la frontal, encontró a Susaeta solo en el área para convertir el 2-3. En el tramo final, tras otro córner, Aduriz se enganchó con Cabral, obtuvo la pena máxima y convirtió el 2-4. El delantero participaba así de manera decisiva en tres de los goles que ponen al Celta contra las cuerdas en la Copa y ahonda en su crisis de resultados.

Celta: Rubén; Jonny, Cabral, Sergi, David Costas, Planas; Borja, Álex López (Pablo Hernández, min 82), Augusto Fernández (Radoja, min 79); Orellana (Santi Mina, min 59) y Charles.

Athletic: Iago Herrerín; Iraola, Laporte, San José, Balenziaga, Etxeita (Gurpegi, min 82), Mikel Rico (Iturraspe, min 83), Susaeta, De Marcos; Muniain (Viguera, min 75), Aduriz.

Goles: 0-1 San José, min.4; 1-1 Álex López, min.10; 1-2 Aduriz, min.14; 2-2 Charles, min.54; 2-3 Susaeta, min.60; 2-4 Aduriz (p), min.86.

Árbitro: Pérez Montero (colegio andaluz). Expulsó por doble amonestación a David Costas en el minuto 70. Además, mostró tarjeta amarilla a Charles y Cabral por parte del Celta de Vigo, y Mikel Rico, Etxeita y Munian por parte del Athletic.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

El Celta sucumbe ante el Athletic y ahonda en su crisis