El Celta, con todo y con la obligación de pasar

El Celta tira de todo su mejor equipo para remontar el 2-1 adverso de Las Palmas para seguir en la Copa


Vigo / La Voz

El Celta no se guardará nada para la Copa. Berizzo esconde sus cartas para la resolución de la primera eliminatoria con el Las Palmas pero anuncia el mejor equipo posible. Porque los celestes tienen la obligación de pasar ante el líder de Segunda y porque el partido se presenta como una oportunidad para invertir la peligrosa tendencia de los últimos tiempos. Un revés frente al equipo de Paco Herrera, que vuelve a casa por primera vez desde su salida 21 meses atrás, dispararía la crisis del conjunto vigués, que por ahora vive de rentas en la Liga pero que evidencia con una falta de gol alarmante.

Los célticos van con todo. Hasta Gustavo Cabral apuró para poder estar en la contienda de esta noche (aunque de inicio apunta al banquillo) y fuera de la convocatoria se quedan tres titulares de la ida como Madinda, David Costas y Borja Fernández.

Con respecto a aquella noche, que acabó con un 2-1 en contra, todo indica que el Toto echará mano de los Krohn-Dehli, Hugo Mallo, Radoja u Orellana, entre otros. Aunque solo el portero Rubén Blanco ha sido el confirmado. El técnico prefiere guardarse la carta de la sorpresa.

Herrera se decantará por un once menos reconocible. Defiende un gol, pero no se cansa de repetir que la prioridad es la Liga y que el Copa es para disfrutar. Por eso piensa en jugadores como Valerón o Jesús, que apenas participan en las últimas fechas, pero al mismo tiempo ha confirmado que el goleador Araújo, la sensación de la categoría de plata, tendrá un sitio en el once al estar sancionado para la Liga. Una mezcla de más y menos habituales.

Para pasar el Celta tendrá que recuperar el acierto de cara a la portería contraria, y topar con un colegiado que no anule goles legales. Balaídos no celebra un tanto del cuadro vigués desde el 3-0 al Levante en el remoto 24 de octubre. Para volver a marcar Berizzo pide precisión a los delanteros, pero también profundidad a los pasadores y paciencia a todos para superar a un rival que no montará el autobús pese a disfrutar de una pequeña ventaja y que saldrá a jugar al fútbol en Balaídos.

Superar el cruce quitará una pesada losa de encima a los jugadores célticos, pero un revés copero se extrapolaría a la Liga el próximo viernes. Por eso la contienda ha adquirido máxima importancia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

El Celta, con todo y con la obligación de pasar