Besic y Masuaku se alejan del punto de mira celeste


Besic y Masuaku parecen tener el futuro lejos de Vigo. Los dos han estado en la agenda del Celta, pero las opciones de que puedan recalar en Balaídos se han reducido a la mínima expresión. En el caso del mediocentro bosnio, porque muchos son los equipos que se han interesado por él. Por lo que respecta al lateral francés, para evitar problemas de adaptación para un joven que todavía no ha salido de su entorno.

Muhamed Besic es un jugador apetecible para el Celta, pero ha dejado de ser un priori. Si antes del Mundial de Brasil el Ferencvaros, su actual club, pensaba en venderlo por una cantidad inferior a un millón de euros, ahora su cotización se ha disparado por encima de los tres millones. Su agente reconoció a la Radio Galega que hubo interés del Celta y que la pretensión de su representado era jugar en España o Inglaterra, pero que había dos equipos por encima de los vigueses en la puja para incorporarlo a la nómina de la Liga.

Según se ha confirmado en Hungría, el Valencia es el mejor posicionado para llevárselo, aunque los líos internos del conjunto ché podría provocar un cambio de rumbo. El Celta no se retira de un modo definitivo de la puja, pero solo estará en el mercado de Besic como espectador, esperando un acontecimiento favorable para poder ficharle. Quizás bien entrado el mes de agosto si el jugador no ha decidido antes su futuro.

La situación del francés Arthur Masuaku todavía está más clara. No solo porque el Olympique de Lyon esté dispuesto a pagar un millón y medio de euros al Valenciennes por el defensor, sino porque el Celta no quiere correr riesgos de adaptación con un futbolista muy joven que podría pagar el peaje de salir de casa por primera vez.

Aspas, fuera de mercado

El nombre de Iago Aspas también ha desaparecido del mapa de fichajes celestes. Desde el primer momento su retorno se convirtió en un imposible debido a que su sueldo rompería el techo salarial y su fichaje sería un mazazo importante para la caja de fichajes que maneja el club.

A estas alturas, y después de la contratación de Larrivey, el Celta da por cerrada toda su vertiente ofensiva y tan solo volvería al mercado para fichar un delantero si se diera alguna venta, cuestión que de inicio parece difícil al no existir nada en firme. Solo en ese caso podría volver a aparecer en escena el nombre de Aspas.

Por el momento Iago tendrá que volver a Inglaterra a la espera de tomar una decisión definitiva. Su caché, de haber alguna opción de poder salir, le ligaría a clubes como el Sevilla en la Liga española, la única en la que parece dispuesto a jugar si no es en el Liverpool, que le ha invitado a buscarse equipo si quiere protagonismo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Besic y Masuaku se alejan del punto de mira celeste