«A veces recibes un mensaje y ves que ha llegado tu momento»

Bermejo se declara encantado de acabar en el Celta, al que pronostica un gran futuro

Mario Bermejo dejó ayer de ser futbolista profesional para pasar a la secretaría técnica.
Mario Bermejo dejó ayer de ser futbolista profesional para pasar a la secretaría técnica.

Vigo / La Voz

Mario Bermejo (Santander, 1978) ya es oficialmente exfutbolista. Cambia el verde por la secretaría técnica del Celta después de comprobar que había llegado el momento de dejarlo de la mejor manera (tras un ascenso y dos permanencias) y atendiendo a la petición del club. «Estoy encantado de la vida de acabar aquí», comenta a modo de despedida. Ahora disfruta de 15 días de vacaciones y el 1 de julio comenzará su nueva tarea al lado de Torrecilla. Firma por dos años.

Motivo

«Creo que es lo mejor para mí y para mi familia»

Bermejo tiró una vez más de sinceridad para admitir que su deseo era seguir jugando al fútbol. «Era consciente de que era difícil seguir en el Celta porque es un club que va a más y va dando pasitos hacia arriba». De no hacerlo en Vigo pensaba en vestirse de corto, uno o dos años, en otro sitio, pero las ofertas de Segunda no le sedujeron y las del extranjero ni las valoró. Por eso no tardó mucho en darse cuenta de que la propuesta del Celta «es lo mejor para mí y para mi familia. A veces recibes un mensaje y ves que ha llegado el momento». Desveló que los suyos están encantados con la idea de seguir en Vigo, al menos dos años más.

Ofertas

No iría al extranjero por dinero y en España no encontró proyecto que le sedujera

«Era difícil acertar con el equipo para jugar en Segunda porque 15 están luchando por la permanencia y el ascenso, y cuando hubo contactos para marcharme al extranjero no le di opción porque no contemplo marcharme simplemente por dinero». De este modo tan rotundo y tan claro explicó el cántabro por qué decidió colgar las botas con 35 años.

Colofón

Tres de los últimos seis años en Primera con dos ascensos

Mario tuvo el epílogo deseado desde niño: «Es lo que siempre había soñado, retirarme en Primera», después de haber demostrado que podía aportar cosas tras una grave lesión que le llevó a pasar un último año difícil. «Es un final muy bonito. Es mejor dejarlo con un buen sabor de boca, sintiéndome querido y valorado». De las últimas seis temporadas tres las ha pasado en la máxima categoría (una con el Xerez y dos con el Celta). Se marcha con tres ascensos (hay que sumarle el Almería), una final de Copa del Rey (con el Recre) y una participación en la UEFA de la mano del Athletic de Bilbao.

Nuevo cargo

«Es una labor bonita, sacrificada, que requiere mucho tiempo y mucha atención»

Miguel Torrecilla, con quien coincidió en sus tiempos de la Cultural Leonesa será su nuevo jefe directo. Ya sabe lo que le espera a partir del 1 de julio: ver partidos, jugadores y demás trabajo de la secretaria técnica. Asume que «tengo que ponerme al día, porque de fútbol sabes por la experiencia, pero hay un método de trabajo y matices que tienes que asumir». Descarta pasarse algún día a los banquillos. Su mente está centrada ahora en aprender en su nuevo oficio, que le permitirá aunque sea desde un segundo plano seguir ligado a su pasión, el fútbol.

El Celta

«Es uno de los conjuntos más estables y con un futuro más prometedor»

El Celta es el club ideal para trabajar, una de las entidades con los cimientos más sólidos y con más futuro desde su perspectiva: «A día de hoy -comenta Bermejo- es difícil encontrar un club con la estructura, la capacidad y las posibilidades de trabajo que tiene el Celta. Para mí es un orgullo que me haya acogido». Lo dice en base a tres parámetros: «Filosofía clara, una estructura muy definida y encima lo desarrolla con eficacia», mezclando la apuesta real por la cantera «con jugadores importantes que aportan al club su trabajo y su entusiasmo».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos

«A veces recibes un mensaje y ves que ha llegado tu momento»