La Voz

El Celta hizo oficial a última hora de la tarde de ayer el fichaje de Eduardo Berizzo (Argentina, 1969) para las dos próximas temporadas, aunque por el momento no se ha oficializado que llegará a Vigo rodeado de todos sus colaboradores, ni cuando será presentado. En Chile se apunta a que viajaría a España a finales de esta semana, por lo que podría ser presentado a principios de la próxima. Lo que se espera es que llegue acompañado de un staff que costó a O'Higgins un millón de dólares (729.400 euros), por lo que es la cifra de partida para cuantificar lo que se desembolsará el Celta por el nuevo grupo técnico por curso.

El fichaje de Berizzo estaba cantado desde hacía más de una semana, pero faltaba que el Celta arreglase con el Comité Nacional de Entrenadores todo el papeleo derivado de la convalidación de su título. Incluso ayer mismo, en declaraciones a la TVG, Eduardo Caturla, el responsable del CNE apuntaba que habían solicitado más información a la AFA y a la ANFC para confirmar si el nuevo entrenador del Celta tenía los tres años requeridos para entrenar en España. El conjunto vigués en su comunicado no hizo ningún tipo de mención a cómo se había solucionado este affaire, que complicó un fichaje que comenzó a plasmarse cuando la televisión chilena cazó al hijo de Mouriño entrevistándose con Careca y el propio Berizzo en un céntrico hotel de Santiago de Chile. En aquella reunión, casi a la par que la de Zubizarreta con Luis Enrique, también se encontraban el presidente céltico y Miguel Torrecilla.

En Chile quedó encarrilado un entente en donde el apartado burocrático fue el principal escollo, más allá del económico, ya que las cifras en las que se movía Berizzo en Rancagua eran asumibles para el conjunto vigués. La temporada pasada el cuerpo técnico del argentino recibió en total un millón de dólares, una cantidad que ahora se verá incrementada en Vigo para compensar el traslado a Europa.

El aval de conocer el club

Berizzo llega al Celta con el aval de conocer al club, en el que militó más de cuatro temporadas, y también el fútbol español. También con el argumento que aportan los títulos conseguidos en el O'Higgins. Con el modesto equipo de la precordillera andina ha sido capaz de ganar el Torneo Apertura del 2013 y la Supercopa chilena del 2014, su último éxito. Con anterioridad había vivido su bautismo como primer entrenador en Estudiantes, en la Primera argentina. Con el conjunto platense echó a volar en solitario tras vivir el Mundial de Sudáfrica como segundo de Marcelo Bielsa en la selección de Chile. Quienes le conocen de su época en Vigo recuerdan que ya tenía alma de entrenador en el campo.

Como futbolista se inició en el Atlas y River Plate, y al margen del Celta, tuvo otra experiencia en Europa en el Olympique de Marsella francés.

El nombre de Berizzo se había asociado con el Celta desde hace tiempo, cuando surgieron las primeras dudas a cerca de la continuidad de Luis Enrique, cuyo fichaje con el Barcelona se hizo ayer oficial por dos campañas. El argentino siempre fue el primer candidato para el banquillo del Celta, equipo que se suma a la moda de situar a exjugadores al frente de sus proyectos, aunque en este caso sea un punto y seguido en una hoja de ruta muy marcada y reconocible.

La gran duda con respecto a su fichaje es su poca experiencia como entrenador de élite y la diferencia de presión que puede sentir en Vigo en relación a su etapa en Chile.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

El cuerpo técnico de Berizzo cobrará más de setecientos mil euros