El Celta despedaza al Valladolid y confirma otra temporada más en Primera

Orellana lidera la exhibición del equipo celeste, que abusó de la bisoña defensa del Pucela


La Voz / Redacción

El Celta desató una gran fiesta en Vigo. Al baile llegó antes la defensa del Valladolid, que pavimentó el camino para la contundente victoria del equipo celeste, que amarró de manera matemática la permanencia en Primera división. El Celta pasó por encima de un Valladolid que mostró pésimas sensaciones en su lucha por sobrevivir al descenso. Orellana olió la debilidad y se lanzó a degüello, provocando una escabechina que será recordada por la afición de Balaídos. El chileno fue el cerebro con Nolito y Charles como ejecutores de un triunfo incontestable que acaba con la incertidumbre.

El Celta no dejó lugar a dudas. Tenía ante sí la posibilidad de vivir el final de Liga más tranquilo en años. No la dejó pasar. Salió al césped confiado en sus posibilidades, sin prisa pero sin relajación. Esperó a ver cómo pintaba el Valladolid y no tardó mucho en comprobar que la defensa adelantada de los de JIM era una invitación demasiado golosa. A los 15 minutos había tirado dos veces a los postes y Jaime había evitado otro mano a mano. El Valladolid era un equipo en forma de donut, con un trermendo boquete por el centro de su zaga. Por ahí percutieron Charles, Nolito y Orellana. Jaime y los postes evitaron un marcador de escándalo nada más empezar.

Ni siquiera fue necesaria la versión más rutilante de Rafinha. Con Madinda dando recorrido e intensidad a la medular, el Celta sólo sufría con los balones largos de un Valladolid rebasado en todo momento. Así estuvo a punto de sorprender el equipo pucelano. Larsson se plantó ante Yoel tras rebasar por velocidad a Cabral, pero el meta del Celta volvió a reclamar su condición de jugador más determinante del equipo esta temporada. Salvó el mano a mano y, en la siguiente jugada, Orellana condujo hasta el área, interpretó el arrastre de Charles y le dio elpase para que Nolito fusilase.

Sin pausa, el Valladolid sacó de centro y perdió la pelota. Orellana encontró un hueco gigantesco y esta vez Charles no perdonó. 2-0 y locura en la grada. El chileno, con una punta de velocidad endiablada que no bajó a pesar de su trabajo defensivo, era una daga en la defensa del Valladolid. El frenesí no paró tras el descanso. Juan Ignacio Martínez metió a Manucho para jugar con dos puntas porque el Valladolid necesitaba sacar algo de Balaídos. Pero a los 30 segundos de la reanudación, Madinda inventó un taconazo para Nolito que contó con la connivencia de una pobre defensa de Rueda. El andaluz fusiló a Jaime.

La cosa pintaba humillación cuando un centro de Madinda lo empujó a su portería Mitrovic, culminando una pésima noche de los centrales del Valladolid. Ni siquiera la lesión de Hugo Mallo en un hombro ensombrecía un ápice el despiece al que sometía el Celta a su rival. El partido quedó para el arrastre con más de media hora por jugarse. La fiesta pudo ser completa en Balaídos si Mario Bermejo hubiese aprovechado el enésimo regalo de la zaga del Valladolid. Bergdich se fue al banquillo llorando tras ceder al veterano delantero, que falló el mano a mano.

Balaídos cantó, saltó y festejó la permanencia matemática y apenas se alteró con el gol de Manucho que maquilló el marcador. El Celta había logrado su objetivo de principios de año con tres jornadas aún por disputarse. Tiempo de sobre para saborear el fútbol excelso de Orellana.

4 - Celta de Vigo: Yoel Rodríguez; Hugo Mallo (Jon Aurtenetxe, min.21), Cabral, Fontás, Jonny; Krohn-Dehli, Madinda, Rafinha (Augusto Fernández, min.60); Nolito, Orellana y Charles (Bermejo, min.67).

1 - Real Valladolid: Jaime; Rukavina, Rueda, Mitrovic, Peña; Álvaro Rubio (Víctor Pérez, min.63) Rossi; Larsson (Manucho, min.46), Óscar, Bergdich (Jeffren min.71); y Javi Guerra.

Goles: 1-0, m.38: Nolito. 2-0, m.39: Charles. 3-0, m.46: Nolito. 4-0, m.49: Mitrovic, en propia meta. 4-1, m.75: Manucho.

Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes (colegio cántabro). Mostró tarjeta amarilla a Rafinha por parte del Celta de Vigo, y a Álvaro Rubio, Rueda, Bergdich y Javi Guerra por parte del Real Valladolid.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos

El Celta despedaza al Valladolid y confirma otra temporada más en Primera