Welliton, rapidez y definición

x. r. castro VIGO / LA VOZ

GRADA DE RÍO

XOAN CARLOS GIL

El delantero, úñtimo fichaje del Celta, llegó ayer a Vigo y esta tarde será presentado en Balaídos

02 feb 2014 . Actualizado a las 07:00 h.

Welliton Soares llegó a primera hora de la tarde del sábado a Vigo y hoy mismo será presentado en Balaídos. El brasileño, cedido por el Spartak, llega avalado por la rapidez y la definición, sus dos grandes cartas de presentación. A priori se presenta como un futbolista idóneo para la idea de juego del Celta, pero el período de adaptación se presenta como el principal hándicap a superar. Es el único jugador de la plantilla sin experiencia en el fútbol español. Además, los números del último año también siembran dudas.

Miguel Torrecilla ofició de anfitrión en la terminal de Peinador a la llegada del delantero. Welliton llegó acompañado y abandonó el aeródromo con el director deportivo. Tenía pendiente el reconocimiento médico y hoy mismo será presentado para que mañana pueda entrenar con normalidad a las órdenes de Luis Enrique.

Welliton no es un delantero corpulento (mide 175 centímetros) y su rapidez le permite moverse por todo el frente de ataque, aunque en sus mejores años sobretodo ha demostrado tener gol. La finalización es lo suyo, como acredita ser el máximo goleador de la Russian Premier League, momento con el que llegó a especularse sobre su nacionalización rusa para que jugase en la selección.

Aunque durante el 2013 ha estado de nuevo en Brasil y en cuanto a números no ha sido su mejor año, el Spartak todavía no ha querido desprenderse de él. Tiene contrato con el conjunto moscovita hasta junio del 2015. Cuando finalice la temporada en el Celta el 30 de junio (no existe opción de compra), tendrá que volver a la escuadra que dirige el excéltico Karpin.

Welliton, por condiciones y capacidad, puede encajar perfectamente en la filosofía de juego celeste, pero queda la duda de su adaptación. Porque su fichaje rompe una norma no escrita del cuadro celeste en los últimos años: el contar con jugadores que conociesen la Liga española. Las dos últimas excepciones, Prajnic y Park, fueron un fiasco.

A favor del nuevo jugador aparece la conexión brasileña con Charles y con la colonia sudamericana del equipo. También que el idioma no será una barrera.