El Celta, a los pies de los leones

El Celta se despide de la Copa tras encajar una goleada en San Mamés; los celestes apenas presentaron oposición


La Voz

Luis Enrique no iba de farol. El Celta tiró la Copa ante un Athletic muy superior y cedió por 4-0 en la vuelta de los dieciseisavos de final. Los leones avanzan ronda por la parte más complicada del cuadro y se medirán ante el Betis con la intención de colarse en cuartos de final.

«No es nuestra competición para nada», «solo queremos ver a los jugadores» o «La Copa no es el objetivo». Son palabras de Luis Enrique en la rueda de prensa previa al viaje a Bilbao. Valverde, técnico del Athletic, desconfiaba del asturiano, pero lo cierto es que la segunda parte de la eliminatoria fue un paseo militar para los leones, que avanzan a octavos con justicia.

Luis Enrique, pensando en el Osasuna, presentó un once repleto de sancionados (Hugo Mallo o Charles) y futbolistas con los que apenas cuenta en la competición liguera (Madinda o Vila). La demarcación en la que más sorprendió el asturiano fue en la portería. Escogió a Rubén Blanco, que habitualmente juega con el filial, y Sergio se quedó en el banquillo a pesar de su excelente actuación en el encuentro de ida.

El Celta plantó cara en los primeros cinco minutos de partido. Ahí se esfumó la oposición. El Athletic fue cocinando la eliminatoria a fuego lento. La veía tan segura que apenas tuvo que arriesgar. Se adelantó en el minuto 20 con un golazo de Muniain nacido de una pérdida (doble) de Krohn Delhi en la zona más peligrosa del campo. Tras el gol se enfrió el juego, pero antes del descanso los locales volvieron a la carga y Susaeta ganó las espaldas a Toni para empujar al fondo de la red un buen centro de Ibai. En la reanudación, la expulsión de Hugo Mallo por doble amarilla acabó de borrar del campo al cuadro celeste. Muniain no sentenció hasta el minuto 80 y Aduriz dio la puntilla al filo del 90. Además de los cuatro goles, el Athletic pegó dos palos. El primero del hiperactivo Ibai, que se plantó solo ante la meta rival para estrellar la pelota contra la madera. El otro fue una pifia de Rubén, que con su juego de pies estuvo a punto de transformar un saque de meta en un gol rojiblanco.

En el cuadro gallego se salvó Madinda. El gabonés provocó un par de cartulinas en el cuadro rival al traspasar líneas de presión y demostró entereza con la pelota en los momentos más complicados. La otra noticia positiva llegó de la mano de Javi Rey, que disfrutó de unos minutos sobre San Mamés.

Santi Mina no pudo jugar la segunda parte por un problema en su extremidad superior derecha que se produjo en una pugna con Balenciaga.

Ficha técnica

4 - Athletic: Iraizoz; Iraola, Gurpegui (Ekiza, min.46), San José, Balenziaga; Iturraspe (Morán, min.83), Rico; Susaeta, Muniain, Ibai Gómez (Herrera, min.61); y Aduriz.

0 - Celta: Rubén Blanco; Hugo Mallo, Jonathan Vila, Cabral, Toni Rodríguez; Krohn-Dehli (Javi Rey, min.72), Madinda, Alex López (Jonny, min.57); Santi Mina (Orellana, min.46), Charles y Nolito.

Goles: 1-0, min.21: Muniain. 2-0, min.44: Susaeta. 3-0, min.80: Muniain. 4-0, min.86: Aduriz.

Árbitro: José Antonio Teixeira Vitienes (cántabro). Expulsó a Hugo Mallo, en el minuto 53, por doble tarjeta amarilla. Mostró tarjeta amarilla a los locales Iraola, Rico y Muniain, y a los visitantes Cabral y Toni.

Incidencias: Partido de vuelta de dieciseisavos de final de la Copa del Rey, presenciado en San Mamés por unos 30.000 espectadores. Primer partido de Copa que acoge el nuevo estadio bilbaíno.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos

El Celta, a los pies de los leones