«Todos los jugadores ganan un poquito de peso en vacaciones»

Conseguir que el cuerpo de cada jugador dé lo máximo de sí, es la meta de Federico Mallor, nutricionista del Celta


vigo / la voz

FEDERICO MALLO NUTRICIONISTA DEL Celta

No dejar ningún cabo suelto es el objetivo del Celta, que en su búsqueda por alcanzar el mayor rendimiento posible para su equipo, ha incorporado a un nuevo especialista al equipo. Federico Mallo, nutricionista, trabaja desde la semana pasada codo a codo con la primera plantilla. Su función es, como él mismo detalla, «lo que ahora se llama entrenamiento biológico», y a lo que aspira es a que los cuerpos de los jugadores celestes funcionen como relojes suizos.

-¿En qué va a consistir exactamente su trabajo en el Celta?

-Me encargo de la parte de fisiología; de lo que ahora se llama entrenamiento biológico: nutrición, hidratación y descanso, así como lo que tiene que ver con la forma de evaluar esas necesidades. Saber qué pico de nutrición y cuánta energía necesitan los jugadores, cómo deben descansar, o incluso medir variables biológicas de rendimiento físico deportivo.

-¿Cómo se miden todos esos parámetros en los jugadores?

-Hay un protocolo general, básico, que es el que se hacía. Es lo que se llama antropometría, que permite medir variables biológicas y conocer así la forma de su cuerpo, peso, medida, masa muscular... hay diferencias claras para los jugadores. También se hace una valoración del rendimiento general, cómo se desempeña desde el punto de vista físico, cómo corre, cosas muy básicas en definitiva. Eso ya se hacía, pero ahora tenemos que ir más allá. Se trata de saber cómo es el consumo de oxígeno del sujeto, la cantidad de energía que demanda haciendo ejercicio y en reposo.

-¿Ya comenzó a trabajar de forma concreta con los futbolistas?

-Llevo apenas diez días, por lo que lo primero será realizar un diagnóstico de situación y empezar a ver qué es lo que podemos hacer. Hemos empezado por establecer una serie de pautas generales de alimentación, hidratación y descanso, y para esto será muy útil también este período de pretemporada. Ayer lo pusimos en marcha.

-¿Qué es lo más básico?

-Pues llevar una alimentación adecuada, aunque hay que verla desde el punto de vista de la energía total que consumen como deportistas. Desde el punto de vista de la hidratación, ya es más técnico y ya se está implementando en el entrenamiento. Algunas cosas ya se hacían, pero ahora también variamos el tipo de bebidas que se toman antes y después de entrenar, y también lo haremos en los partidos. Lo siguiente será el tema de descanso: horas de sueño y horarios, cómo mejorarlo.

-Ya lleva entonces unos días trabajando con la plantilla. ¿Cómo les ha visto tras las vacaciones?

-Los veo bien. Son deportistas de élite, profesionales. El Celta tiene una andadura y es equipo de Primera División por algo, porque ya había técnicos aquí y las cosas se hacen bien estamos puliendo y mejorando para alcanzar el máximo nivel.

-¿No ha habido subidas de peso, entonces?

-Bueno, en general como casi todos los años, pero bien, nada que no fuera esperable. Efectivamente, todos ganan un poco de peso durante el período de descanso, pero como hemos visto en recientes estudios es algo que no viene del todo mal, pues tienen una reserva buena para determinadas competiciones muy exigentes como la Liga. Ganar algún kilito antes de empezar no está mal; como todo, dentro de un orden. Y así han venido, dentro de lo esperable. Hay buenas expectativas.

-¿Existe algún prototipo de futbolista que sirva de referencia?

-No, hay todo tipo de ejemplos porque son atletas con características diferentes, unos son más fuertes, más potentes o más rápidos. También va en función de su tarea en el campo. Nosotros nos dedicamos a lo puramente físico: dentro de lo que cada uno puede dar, que cada uno del el 100 %, en función de sus rasgos.

-Para usted no es nuevo trabajar con el Celta, ya desempeñó un papel similar con los juveniles.

-Sí, hicimos un trabajo parecido al actual. No podría estar más satisfecho con los resultados. Aplicamos todos estos parámetros y el rendimiento fue excepcional, solo hay que ver los resultados.

-¿Seguirá colaborando con los equipos de base, o a partir de ahora se centrará en la primera plantilla?

-Lo más importante es el primer equipo, que trataremos con más atención, pero sin descuidar el trabajo en la base, en los jóvenes. Además, a mí me gusta especialmente y llevo muchos años trabajando en distintos aspectos de la base, y es fundamental, para llegar a primera, hay ciertas cosas que hay que aprender antes y cuanto antes se incorporen estas cosas a la rutina del jugador, pues mejor para ellos.

«Hemos empezado a establecer pautas de alimentación, hidratación y descanso»

«Ganar algún

kilito en vacaciones no está mal,

como todo, dentro de un orden»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos

«Todos los jugadores ganan un poquito de peso en vacaciones»