Carlos Mouriño evita pronunciarse sobre el futuro de Abel Resino y Torrecilla

El director deportivo termina contrato el 30 de junio, pero el técnico todavía tiene un año más de contrato


Vigo / La Voz

«En este momento no es momento de planificar, a partir de hoy [por ayer], que terminamos los actos, empezaremos a planificar la temporada». Así zanjaba ayer Carlos Mouriño las preguntas sobre la continuidad de Miguel Torrecilla al frente de la dirección deportiva, y sobre la ratificación de Abel Resino en el cargo de entrenador. El presidente celeste evitó pronunciarse sobre los nombres propios de la actualidad tras participar en la recepción que el Concello vigués dispensó al club tras lograr la permanencia. Sin embargo, sí puso sobre la mesa la que es una declaración de intenciones de cara al futuro.

«Vamos a hacer un proyecto para la próxima temporada que cause menos sufrimiento que este», dijo el máximo accionista y presidente celeste, que enlazó su discurso destacando que el apoyo recibido «nos impulsa a estar más comprometidos todavía con el celtismo y con la ciudad».

Mouriño, que no se prodiga a la hora de hacer declaraciones, explicó que se había acogido muy bien la permanencia, «con mucho entusiasmo y felicidad, pero sobre todo pensando en lo que la afición nos ha dado», dijo. «Poder devolverle esa alegría después de un sufrimiento tan grande durante toda la temporada, compensó todo». El presidente del Celta señaló que la recepción en el Concello «culmina un momento favorable para el Celta, sobre todo basado en las perspectivas que teníamos».

El adiós a la temporada

La de ayer fue una jornada de reconocimientos y adioses en el Celta. A la una y media de la tarde el club, con Mouriño, varios de sus consejeros y el director general, Antonio Chaves, a la cabeza, participó en la recepción en el Concello. Los capitanes, Borja Oubiña, Mario Bermejo y Jonathan Vila fueron junto a Abel Resino la representación del primer equipo, mientras que David de Dios y varios jugadores acudieron en nombre del equipo juvenil subcampeón de España. Roberto Lago, hasta ahora uno de los capitanes del Celta, y que la próxima temporada jugará en el Getafe, ya no ejerció como tal.

Tras la recepción, los célticos se trasladaron hasta un hotel de la ciudad para participar junto a sus compañeros -sin los internacionales- y el cuerpo técnico en una comida con la que el Celta ponía punto y final a una temporada que concluye con sonrisas tras lograrse la permanencia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos

Carlos Mouriño evita pronunciarse sobre el futuro de Abel Resino y Torrecilla